El diario de papel - La Verdad Online de Junín, Buenos Aires, Argentina
Seguinos en
Grupo LPF
Grupo LPF

Junín

El diario de papel

La era digital dejó muy atrás los nostálgicos y románticos años de bohemia periodística con salas de redacciones cargadas de humo de cigarrillo, del característico ruido de las máquinas de escribir, de los teléfonos que nunca dejaban de sonar, y las entremezcladas voces de los periodistas en las urgencias del cierre del diario.

Publicado

el

Con la lectura del diario y una taza de café comienza mejor la mañana para muchas personas, las destinatarias del trabajo de un gran equipo sincronizado que tras varias horas llega a sus manos.

El diario impreso en Argentina con sus doscientos diez años de vida desde que Mariano Moreno fundó “La Gaceta de Buenos Aires” el 7 de junio de 1810, es el medio periodístico de participación en los más importantes hechos históricos del país, formador de periodistas que sin los medios tecnológicos de la actualidad, desarrollaban esta noble profesión de informar.

La era digital dejó muy atrás los nostálgicos y románticos años de bohemia periodística con salas de redacciones cargadas de humo de cigarrillo, del característico ruido de las máquinas de escribir, de los teléfonos que nunca dejaban de sonar, y las entremezcladas voces de los periodistas en las urgencias del cierre del diario.

Una vez finalizada la jornada laboral, de madrugada, la distensión llegaba en algún bar próximo, paso previo al descanso para bajar tensiones, relajarse, comer algo con la bebida preferida, saborear un buen café y fumar por placer y no para calmar los nervios. Era el momento de la reflexión, de repasar de manera mental el trabajo realizado y evaluarlo, porque, a diferencia de otras profesiones, se es periodista las veinticuatro horas del día y todo el año.

En las últimas dos décadas la tecnología avanzó con rapidez y exigió la permanente adaptación, las salas de redacciones se tornaron más silenciosas con las computadoras, la información viaja con rapidez a través de distintas plataformas, aplicaciones, redes sociales, buscadores en internet.

No es problema tener la imagen del acontecimiento a desarrollar, los smartphones (teléfonos inteligentes) son los grandes e imprescindibles protagonistas, en ellos está todo, audios, imágenes, videos, conferencias, grabaciones. Hoy todos pueden convertirse en ocasionales reporteros si están en el lugar del hecho y, de manera inmediata, suben la información a diferentes redes sociales.

Por tal razón el periodista no siempre es quien tiene la primicia, la información inmediata, pero es el profesional que debe investigar, corroborar, ampliar, trabajar la noticia para publicarla con claridad y datos precisos, con responsabilidad, ética y veracidad. El diario impreso marcó la agenda de los medios de difusión masiva que llegaron más tarde: La radio en primer lugar y luego la televisión.

Cada uno de ellos ocupa un destacado espacio de comunicación, pero el diario en papel, pese a la inmediatez del portal digital con más lectores cada año, conserva estoico con hidalguía el privilegio histórico de ser el padre del periodismo, de brindarle ampliada la información que tal vez ya conozca, y de ofrecerle la posibilidad de acariciar sus hojas, oler su tinta y disfrutar del suave y característico sonido al pasar sus páginas.

El diario impreso vive por ese gran equipo de trabajo que comienza temprano cada mañana, se extiende sin pausas durante todo el día, prosigue con el armado y la impresión en la noche, y culmina en sus destinatarios mediante los noctámbulos “canillitas” que, en motos o bicicletas, reparten en cada casa de familia o comercio, para que cada mañana acompañe el desayuno de sus fieles lectores.

*********************************************************************************************************
También puede interesarte:

• Todo el Deporte en: La Deportiva

Escuchar las notas más importantes en: LT20 Radio Junin

• Escuchar LT20 Radio Junín en VIVO: Escuchar ahora

Más Leidas