Seguinos en
Radio Junín
Radio Junín

Locales

El decálogo del presidente

Escribe: Adolfo De Gracia

Publicado

el

Parecen insólitos algunos procederes del actual Gobierno. Se viene equivocando en varios temas importantes que no viene al caso detallar aquí y ahora porque son por todos conocidos, pero la última equivocación merece ser considerada con profundidad.

El llamado al diálogo efectuado por el Gobierno unos dìas atrás para tratar un Decálogo de propuestas de su autoría, es realmente una de sus máximas irrealidades. Porque en un principio el invitado era solamente el PJ con Pichetto, Urtubey y Massa a la cabeza, pero al ver el Gobierno que no tenía demasiada respuesta, extendio su invitación a la CGT, a la Iglesia, a los Empresarios, a la Unión Industrial, a la Asociación de Bancos, a la Sociedad Rural, a la Cámara de la Construcción, etc.,etc., etc.

La CGT, la Iglesia, los Empresarios y parte de los nuevos invitados, tienen todo el derecho del mundo a sentirse molestos por haber sido invitados luego del fracaso de la primera citación al PJ. También Massa expuso en un principio su desacuerdo con el Decálogo del Presidente para ser tratado sin escuchar previamente todas las opiniones de los concurrentes a su invitación, quienes pueden tener excelentes soluciones, más prácticas y de mayor inmediatez que las propuestas en el Decálogo.

Lo que tampoco está bien es la rápida puesta en desacuerdo con la propuesta del Gobierno que hicieron algunos opositores. Lo correcto hubiese sido mantener silencio diplomáticamente y luego, en la reunión, expresar civilizadamente sus disidencias o coincidencias. Pero es evidente que en las mentes de todo el espectro político están en primer lugar las próximas elecciones y el acceso a puestos de alto nivel, que la severa situación que está viviendo el País, justamente por los desacuerdos entre quienes tienen la responsabilidad de conducir a la Argentina hacia un destino sin grietas, sin enfrentamientos estériles, que sólo terminan provocando inflación, pobreza, creciente desempleo, cierres de comercios y fábricas y por si todo eso fuera poco, en un programa de Televisión, el conocido Neurólogo Facundo Manes dijo que en esta tierra de promisión, tenemos un millón de chicos con hambre, todo lo cual resulta inconcebible y hasta vergonzoso. Se ha sabido también, que la más importante fábrica nacional de cemento portland, ha suspendido o despedido a parte de su personal por haber disminuido la demanda de cemento proveniente de la industria de la Construcción, como consecuencia de la crisis que golpea al País. Como se sabe, la Construcción es una de las actividades que genera una enorme cantidad de empleos.

Aunque el llamado del Gobierno no ha sido el más correcto, cierta oposición tendría que prestarse a un diálogo constructivo, en lugar de poner palos en la rueda. Señores de esa oposición, concurran con sus buenos argumentos al llamado del Gobierno, expresen libremente sus ideas y aunque deban aceptar cuestiones con las que no concuerden, piensen que lo que se acuerde en esa reunión multipartidaria, su finalidad primordial va a ser el bienestar del Pueblo Argentino.

El Gran Pueblo Argentino, que viene demostrando a lo largo de décadas de deterioro, que es poseedor de una astronómica buena disposición para soportar tantos golpes contra su calidad de vida.

Sres Gobernantes, actuales y futuros, en manos de Ustedes está el Porvenir de esta Cornucopia (Símbolo de la abundancia y la prosperidad,) que es la Argentina. No la sigan arrimando a las brasas porque la pueden quemar.

Paremos la mano con los enfrentamientos por pensar distinto que sólo conducen a profundizar el deterioro. Seamos razonables, todavía estamos a tiempo para volver a ser una gran Nación, como lo fuimos en el siglo pasado.

MÁS NOTICIAS

Más Leidas