Seguinos en

Opinión

El costo de no salir nunca del Centro de Estudiantes

El modo de expresarse entre imperativo y desafiante habla más de los desaciertos del gobierno que de una autoridad producto de su investidura.

Publicado

el

Por Alejandro Franco

Que tristeza me dio ver al Gobernador llegar para inaugurar la planta de bombeo y convertir algo bueno y beneficioso en un hecho desagradable.

El modo de expresarse entre imperativo y desafiante habla más de los desaciertos del gobierno que de una autoridad producto de su investidura.

Su nerviosismo lo puso errático, habló de 63 mil vacunados en Junín, para pasar a preguntar cuántos muertos hay en Junín, de modo envalentonado, al responder el Intendente más de 300 sobreactuó y manifestó un hondo pesar y saludó a amigos y familiares. Hubiese sido importante que se informe con anterioridad. ¿Amerita un discurso de campaña cuando se indaga algo doloroso? Salvo que su idea sea asociar a los fallecidos con la falta de controles concatenado al reclamo por flexibilizar las restricciones que los sectores de la ciudad reclamaban.

Se trata de la tendencia sistemática a poner la culpa afuera, en el otro, “de esa manera polarizó y el infierno” es el otro diría Sartre. Cualquier vecino puede preguntarse a qué variables recurrió para modificar el criterio epidemiológico, que lo llevó a pensar que los que pedíamos presencialidad éramos casi asesinos seriales y ahora un par de encuestas lo hacen volver sobre su marcha.

No importaba lo que decía Unicef o los datos de la realidad. Antes fallecían 200 personas por día y cerraron las escuelas, ahora fallecen 400 y comienzan a abrirlas, claro que discriminando al interior.
¿Llegó a la conclusión que no hay relación entre escuela y muerte?

La soberbia continuó con un mini homenaje grandilocuente a la figura del Presidente por la gran cantidad de vacunas que consiguió. Eso sí, no explicó el esquema de vacunación, no explicó que pasó con la Pfizer, no explicó por qué con el aumento de contagios no utiliza a los centros de salud y al personal calificado.

Me gustaría también porqué en el conurbano aparecen los banner con su nombre en los lugares de vacunación. ¿Será una vacuna, un voto?
El Estado nos vacuna, no el Gobierno y el Estado somos todos.

Tendría que saber (tal vez ya lo sabe) que los juninenses, en su enorme mayoría, nos manifestamos en favor de la presencialidad porque la educación es esencial para nosotros. Y también nos expresamos a favor de la libertad de trabajo, porque cada trabajador es esencial al tener que llevar un plato de comida a su hogar.
Hay que trabajar en una mayor autonomía municipal, son los intendentes los que tendrían que tener mayor autonomía para decidir, ellos más que nadie tienen el pulso de la ciudad.

No puede hacerlo alguien desde una oficina de La Plata, que no conoce la Provincia porque no es bonaerense y que permanece anclado en una forma de hacer política confrontativa y altanera, propia de un centro de estudiante.

Lee también: ¿Nos defiende el Intendente?

————————————-

También puede interesarte:

• Todo el Deporte en: La Deportiva

Escuchar las notas más importantes en: LT20 Radio Junin

• Escuchar LT20 Radio Junín en VIVO: Escuchar ahora

Más Leidas