Seguinos en
Binaria Seguros

La Deportiva

El club ordenado que sufre el caos del fútbol argentino

La institución “Verde” de nuestra ciudad, no queda exenta a los diversos inconvenientes que posee la AFA y se ve notoriamente perjudicada, ya que aunque con el presidente Fernando Chiofalo a la cabeza, se ha manejado con seriedad a lo largo de los años, finalmente cae en la misma consideración que los demás clubes del fútbol argentino.

Publicado

el

El fútbol argentino está en terapia intensiva, de hecho hace mucho tiempo que no muestra signos de recuperación, sino de incertidumbre, caos, idas y venidas, con intereses de por medio, mediante dirigentes que son oportunistas y un gobierno nacional totalmente ausente en las decisiones determinantes con el deporte más popular y pasional en nuestra país.

Es por ello que precisamente la pelota tendría que haber comenzado a rodar hace más de un mes, pero evidentemente la “caprichosa” no se arrima ni al túnel para tocar nuevamente el verde césped. Ya que si bien desde el año pasado la debacle viene pronunciándose fuertemente, durante el parate, una vez finalizada la primera rueda de los certámenes, se acrecentó sin pausa.

En tanto, si bien cada club tiene una masa societaria e ingresos de diversos índoles, la mayoría depende del dinero de la televisación, que por cierto, los dirigentes actualmente aún no cerraron finalmente quien tendrá los derechos para poder reproducir los encuentros de Primera, tras la terminación adelantada del contrato con Fútbol para Todos que decidieron los políticos de turno.

No obstante, a dicha cancelación, le corresponde una indemnización (deben 350 millones) que aún no aparece y Sergio Marchi junto a los futbolistas, se encuentran en la postura de no disputar la primera fecha, al menos este fin de semana. Es que el dinero que ingrese a las arcas de la instituciones, servirá para pagarle a los profesionales, nada más ni nada menos que los meses adeudados que poseen. Y acá nace todo el desconcierto. Con una Comisión Normalizadora (elegida a dedo por el gobierno) que lejos de normalizar, acata medidas que vienen de arriba y no tiene decisiones propias.

En otro orden, los medios de comunicación capitalinos muchas veces informan, en otras ocasiones desinforman y se les ha hecho una moda dar “palpitaciones” o “sensaciones”, que lejos está en la esencia del periodismo o el periodista, ya que cuando uno estudia la carrera, la certeza y los argumentos a la hora de comunicarnos con la sociedad, son un factor preponderante.

Planteado el contexto, se puede entender porque aún no se sabe si el fútbol comenzará, faltando solamente un par de horas para que el primer partido pautado tendría que dar dé comienzo. Situación que parece tragi-cómica ya que por los problemas que ha tenido el fútbol doméstico, sobre todo en los últimos meses, no parece llamar tanto la atención, aunque claro, debería.

Y en este torbellino obviamente se encuentra Sarmiento, no quedando exento de los inconvenientes, ya que es un club que cuenta con recursos limitados, en una ciudad de solo cien mil habitantes, con pocas empresas que publiciten y con un número de socios que si bien se acrecentó en el último tiempo, aún no alcanza para subsistir sin trabas y obstáculos por sortear mes a mes.

La institución juninense, que desde la asunción de Fernando Chiofalo como presidente allá por el año 2006, ha saldado deudas, estuvo al día con los diversos planteles profesionales y los empleados, nunca se ha salido del presupuesto pautado a principio de año y ha empleado locuras para conseguir resultados deportivos (igualmente llegaron y con creces). Sin embargo, al igual que en algunos cotejos por el campeonato, la justicia que deberían emplear personas o entidades, nunca llega, de hecho la injusticia toma las riendas del juego y los doce años de buena producción de la comisión directiva, se ven perjudicados, burlados y maniatados por cuestiones externas.   

Es que el “Verde” está pasando por una situación impensada, teniendo en cuenta que ha hecho las cosas bien en diferentes rubros que lo involucran directamente. Desde los aspectos anteriormente mencionados, a taimen por ejemplo (uno de los tantos) poseer una hinchada donde no ha tenido registros de violencia viajando de visitante y sin embargo, en muchas ocasiones o casi todas, los hinchas tienen que mirar los partidos por televisión, adaptándose a la decisión que mezcla todos en la misma bolsa o a la voluntad que tenga el titular del APreViDe (Agencia de Prevención de la Violencia en el Deporte) Juan Manuel Lugones o las ganas que tengan las comisiones directivas de recibirlos. Teniendo en cuenta no solo la seguridad, sino también factores económicos.

Retomando, la jornada para el punta pie inicial tendrá que ver con la fecha (o la hora) del ingreso a los equipos, de los fondos del cheque de la TV.  Y a “suerte o verdad” hoy sería un día clave para el sí o no, pero por eso la situación no deja de ser vergonzosa.

Por otro lado, siempre se dice que cuando hay una crisis, existe una oportunidad. ¿Será este el caso, o la tirarán al tacho de basura?. Ojalá desde el corriente año sea clave para bien y que la peor situación del fútbol argentino, les sirva a todos para aprender de los errores y pulir al máximo las virtudes.

El país, los hinchas y los clubes lo merecen, no nos podemos olvidar que de esta tierra salieron Maradona y Messi, hay equipos campeones del mundo, Argentina es uno de los países que brinda los mejores jugadores, el simpatizante (genuino) es el más pasional, por eso se tendrá que poner en pie y caminar, por el bien de todos…salvemos de forma urgente al fútbol.

   

MÁS NOTICIAS

Más Leidas