Seguinos en
LT20 Radio Junín

Provinciales

El cambio que nos acerca a la Provincia que soñamos

Por Federico Luis Suárez — Como equipo de gobierno, llegamos hace tres años a la Provincia conscientes de los enormes desafíos que nos esperaban: una situación general de abandono y desidia, un déficit económico enorme y una deuda social en infraestructura que era histórica.

Publicado

el


Por Federico Luis Suárez, Ministro de Asuntos Públicos del Gobierno de la Provincia de Buenos Aires

Como equipo de gobierno, llegamos hace tres años a la Provincia conscientes de los enormes desafíos que nos esperaban: una situación general de abandono y desidia, un déficit económico enorme y una deuda social en infraestructura que era histórica. Desde ahí empezamos a transformar una realidad que parecía imposible cambiar y lo hicimos ocupándonos de lo más urgente. Nuestra prioridad fueron las obras postergadas y esperadas durante décadas; la lucha contra las mafias, la corrupción y los privilegios; y, lo más importante, cuidar a las familias más vulnerables.

Sabíamos qué Provincia queríamos, muy distinta de la que encontramos. Hospitales en peligro de derrumbe mientras se habían inaugurado edificios vacíos y sin terminar. Cárceles sin candados y sin colchones ignífugos. Un depósito para atender las emergencias sociales, que en la crisis de las inundaciones tenía 39 colchones. Oficinas públicas repletas de expedientes de papel archivados. Policías sin chaleco antibalas propio y con equipos de comunicación que dejaban a los delincuentes interceptar las llamadas. Estábamos muy lejos de ser un Estado presente en los barrios, transparente y ágil, al servicio de los vecinos. No había datos sobre la cantidad de escuelas o sobre infraestructura escolar o sanitaria. ¿Alguien podría encarar una política educativa sin datos básicos o planificar y ejecutar cualquier política pública de salud, de seguridad o de asistencia social?

Luego de años sin datos fehacientes, hicimos un censo educativo que nos permitió relevar la cantidad de escuelas que teníamos y las condiciones edilicias en la que estaban. Establecimos niveles de riesgo porque los 12 mil edificios, en los que funcionan más de 18 mil escuelas, tenían problemas de diversa gravedad. En tres años de gestión llevamos invertidos 21 mil millones de pesos en más de 6 mil intervenciones en infraestructura escolar. Es verdad que falta mucho; pero estas mejoras significan una inversión mayor a la de todos los gobiernos anteriores.

Junto al Gobierno Nacional, avanzamos con la prueba Aprender para conocer la situación e impulsar cambios que ayuden a tener una educación de calidad. Los resultados mostraron avances en prácticas del lenguaje y la necesidad de seguir mejorando la enseñanza de matemática. Pero lo urgente no nos impide mirar al futuro; por eso incorporamos tecnología y robótica en la nueva secundaria. Algo básico es también el acceso a una alimentación sana. Para eso universalizamos el desayuno/merienda a través del Servicio Alimentario Escolar y mejoramos el almuerzo. Entonces algo cambió: 1 millón 700 mil chicos ya no comen por $ 6,30 como cuando llegamos, sino que ahora comen carne, lácteos y frutas, con un aumento acumulado del 245%. Cosas como éstas son respuestas concretas a demandas históricas, como fue también el Boleto Estudiantil Gratuito del que se benefician más de 500 mil chicos de jardín, primaria, secundaria y 15 universidades de la Provincia.

El censo escolar también nos permitió detectar que 50 mil chicos no tenían su DNI. Por eso, y para que no haya ningún niño o niña indocumentado en la Provincia, abrimos oficinas del Registro de las Personas en las maternidades de los hospitales nacionales, provinciales y municipales. Con el programa Garantizar Tu Identidad implementamos la inscripción de oficio para todos los nacimientos ocurridos en los hospitales públicos y pronto se van a sumar también centros privados. Ya realizamos 9.500 inscripciones y entregamos más de 13.400 Documentos. Nadie puede no tener su DNI porque es la puerta de acceso a los derechos de cualquier ciudadano, niño, joven o adulto.

Antes era común escuchar la queja y el reclamo de los vecinos porque en los hospitales la atención era mala y no había ambulancias. Esto empezó a cambiar con el Plan Integral de Guardias: ya hicimos 38 guardias nuevas y para el año que viene todas van a quedar renovadas incluyendo la del Hospital Interzonal General de Agudos de Junín “Dr. Abraham F. Piñeyro”.

Nos habíamos acostumbrado al drama que vivían vecinos y productores de zonas bajas e inundables. Lo que antes pasaba cada vez que llovía mucho o más de lo previsto, ahora empezó a cambiar porque con el Plan de Emergencia Hídrica en 32 municipios del noroeste de la provincia ya se finalizaron 48 obras para la protección de cascos urbanos a partir de terraplenes de defensa, limpieza de canales y arroyos. Además, las cuencas de los ríos Luján, Reconquista, Matanza-Riachuelo, el Salado y la región de la capital provincial, tienen obras en ejecución. Y esas obras van a continuar hasta que se terminen, porque significan tranquilidad para miles de bonaerenses que ya no se van a inundar.

Muchas de estas cosas antes no pasaban. No pasaba que el Estado fuera a buscar los problemas para darles una solución. No pasaba que las obras se empezaran y se terminaran y que se hicieran para los vecinos que las esperaron durante años y no para ganar una elección o hacer un negocio con el Estado. Antes no pasaba que al llegar de urgencia al hospital hubiera un sistema prioritario de atención o que la Guardia estuviera en condiciones, con el personal y los insumos necesarios, y contar con ambulancias del SAME que ya asiste y cuida a 12 millones de bonaerenses y pronto llegará a toda la Provincia.

Cuando las cosas cambian de verdad y para siempre es cuando sentimos que el esfuerzo vale la pena. Todo lo que cuesta vale, como nos enseñaron nuestros abuelos. Dejamos atrás años de abandono y desidia. Sabemos que todavía falta mucho, pero las dificultades en el camino no pueden desalentarnos. Trabajando en equipo, acompañando a cada bonaerense sobre todo a las familias que más lo necesitan, con la verdad sobre la mesa, vamos a seguir transformando la Provincia, vamos a seguir haciendo posible lo que parecía imposible.

MÁS NOTICIAS

Más Leidas