Seguinos en
Binaria Seguros

Locales

El barrio La Celeste necesita mejorar las calles de tierra y más iluminación

El presidente de la sociedad de fomento también espera la posibilidad de llevar el gas natural a través de consorcios

Publicado

el

La sociedad de fomento del barrio La Celeste, el sector comprendido entre las vías del Ferrocarril, Ruta 188, Bauman y Chile, reclama que se mejoren las calles de tierra, que se tornan intransitables tras los días de lluvia.
Osvaldo Ariel Tejedor, presidente fomentista, dijo que el municipio no avanzó con el plan de mejoras en la iluminación pública, tal como se había prometido. Y pidió la posibilidad de llevar el gas natural a los vecinos, a través de consorcios.
Con la nueva división realizada de los barrios, La Celeste incorporó al barrio mercantil, las viviendas de autoconstrucción y UOCRA 2. “Hace 34 años que estoy en el barrio y no había comisión fomentista. El señor Darío Canaparo comenzó a juntar gente, yo me sumé y con 23 años empecé a trabajar, sin dejar nunca más”, contó Tejedor sobre su experiencia personal.

Las necesidades

La necesidad más acuciante del sector reside en que “algunas calles claves tienen problemas que están estudiando, porque no hay manera de hacer desagües y esto provoca inconvenientes cada vez que llueve. Esto es nuestro mayor reclamo”.
Tejedor dijo que “hay apenas siete cuadras en el barrio con cordón cuneta. Esperemos que podamos seguir con esta obra y el desagote de San Lorenzo, porque es el principal inconveniente Las únicas que tienen asfalto son tres cuadras de Arquímedes e Intendente de la Sota, después nada más”.
El fomentista agregó que “yo no pido para mí sino para levantar el barrio, es terrible el estado que se hace y la gente no puede salir de su casa”.
Por otra parte, apuntó que “queremos llevar el gas natural, porque hay mucha gente dispuesta a hacer consorcios, pero no hay conexiones. Tuvimos una reunión con Grupo Junín y estiman que recién para noviembre podría haber posibilidades de conectarse, por lo cual ya tenemos preparado un consorcio”.

Actividades

Sobre las actividades que se desarrollan en la sede fomentista, Tejedor detalló que “tenemos un apoyo escolar para los chicos de la Escuela 21, talleres de tejido, hay un ropero comunitario para la gente necesitada y también se reparte mercadería”.
El ropero se abre miércoles y viernes por la tarde en invierno, después se atiende por la mañana. “Hay mucha gente grande que va a buscar porque necesita”, apuntó.
Además, contó que “los primeros miércoles de cada mes tenemos la visita de la representante de la Defensoría del Pueblo, que atiende en la sede de la sociedad de fomento”.
“Esto es muy importante, porque nosotros por ejemplo teníamos un problema grande en la tensión eléctrica en el barrio, por lo cual también concurrió el gerente de EDEN. Hay muchos lotes de los cuales la gente no tiene los papeles, así que la empresa no baja medidores sin mediar un boleto de compraventa o alquiler. Ahora estamos logrando regularizar la situación de estas personas, con medidores sociales, de 700 pesos por mes”, agregó.

Seguridad

En cuanto a la seguridad del barrio, dijo que “no puedo quejarme de nada, porque prácticamente no hay robos. A unas cuadras tenemos la Policía Local, en Bauman y Bozzetti, así que las patrullas pasan continuamente y con este movimiento no hay frecuencia de hechos delictivos, que se producen pero sin mucha cantidad”.
“Los móviles andan por Bauman e Intendente de la Sota, pero también se meten en las calles de tierra que es lo importante”, agregó.
Un punto relacionado son las luminarias públicas. Al respecto, Tejedor contó que “nos prometieron que iban a poner más luces, colocaron algunas en las calles donde más hacían falta, pero calculo que van a continuar según el plano que me habían dado y no se siguió”.
“Si tuviéramos mayor iluminación, se incrementa la seguridad, porque así el ladrón no va a caminar”, subrayó.

Festejo del día del niño

El mes pasado los chicos del barrio se congregaron en la sede fomentista para celebrar su día. “No esperábamos tanta concurrencia, además participó mucha gente hasta fuera del barrio y sin pedir nada a cambio”, dijo Osvaldo Tejedor.
El presidente de la sociedad de fomento aseguró que “para mí es una alegría muy grande ver que los vecinos tienen ganas de seguir, lo cual me motiva para seguir. Tenemos el apoyo continuo de las asistentes sociales y las maestras, como del Gobierno municipal para hacer estos eventos”.
Para la ocasión, “preparamos 500 vasos de chocolate, no quedó ni uno solo y los integrantes de la comisión no tomamos. Por donaciones, servimos alrededor de 90 docenas de facturas, de lo que apenas quedaron 5 docenas que llevamos al jardín de infantes junto a dos bolsas de caramelos”.

MÁS NOTICIAS

Más Leidas