Seguinos en
Binaria Seguros

Locales

El aumento del trigo, una cuestión de mercado

El titular de la FAIM, Diego Cifarelli, manifestó ante La Verdad que “el panadero no es responsable, el productor no es responsable y molinero tampoco es responsable, es una cuestión de mercado que seguramente se irá acomodando con el correr de los meses”.

Publicado

el

El presidente de la Federación Argentina de la Industria Molinera (FAIM), Diego Cifarelli, dijo a La Verdad que el abastecimiento del trigo en el país está garantizado. Asimismo indicó que el precio del mismo tiene que ver con una “cuestión de mercado” y desligó de responsabilidades a los productores, a los molineros y a los panaderos por la coyuntura actual.
“Pareciera que siempre tenemos que buscar culpables cuando se dan ciertas situaciones en el comercio. En este caso el tema es de mercado, ni los panaderos, ni los productores, ni los molineros son los culpables. Dentro de la situación que se vive en una panadería, la harina es un elemento más de lo que probablemente le complique al panadero el trabajo diario, con el aumento de tarifas, con la paritaria, con el ajuste de alquiler, etcétera”, dijo el dirigente en principio.
En el mismo sentido planteó que “cuando el trigo sube la harina sube y cuando el trigo baja, la harina baja, como ocurrió el año pasado. Eso está documentado. Argentina, afortunadamente, cuenta con un mercado en el que cada uno se expresa de la manera que quiere, y el productor entregaba en diciembre un trigo a 2.500 que hoy vale 7.000. Este incremento obedece a una cuestión de mercado, la oferta en este momento es más corta que la demanda y cada uno está en su derecho de vender o no su mercadería”.
El titular de la FAIM consignó seguidamente que “trigo en la Argentina hay mucho” y advirtió que “el abastecimiento de trigo y de harina en Argentina está asegurado y estuvo asegurado”.
Asimismo puntualizó que “la harina implica en el pan el 15 por ciento del costo, así como el trigo influye en la harina el 75 por ciento”, y expresó que “si el kilo de harina en la panadería vale de 10 a 12 pesos y el pan vale 60 pesos, el resto de los costos tiene que ver con los insumos, la mano de obra y los servicios. Si fuese solo por la harina el pan valdría 14 pesos”.
Cifarelli remarcó a continuación que en situaciones de este tipo “el panadero no es responsable, el productor no es responsable y molinero tampoco es responsable, es una cuestión de mercado que seguramente se irá acomodando con el correr de los meses”.
Y completó: “Vamos tratando de encontrar en el mercado de oferta todo lo que se pueda para que todos los molinos puedan acceder al trigo, para eso estamos trabajando todos en conjunto. Con el Estado trabajamos para que esto se pueda acomodar lo antes posible, no hay culpables. Estamos en un mercado de oferta y demanda con el que me siento personalmente identificado”.
En la actualidad, en el mercado, hay sin comercializarse alrededor de cinco millones de toneladas de trigo. Argentina cosechó 18 millones de toneladas que se sumaron al millón de la cosecha anterior. Hasta el momento la exportación compró 10 millones y medio y la molinería tres millones. Quedan en el acopio poco más de cinco millones. Ese trigo se irá vendiendo a lo largo del año y en la harina se verá reflejado el precio del mismo.

Universidad Siglo 21

Haciendo Obras 2

Más Leidas