El “arte” de coleccionar moneda, un hobby que tiene aristas muy peculiares - La Verdad Online de Junín, Buenos Aires, Argentina
Seguinos en
Radio Junin
Radio Junin

Junín

El “arte” de coleccionar moneda, un hobby que tiene aristas muy peculiares

El juninense Roberto Crocco cuenta, entre otros objetos, con billetes que datan del siglo XIX. “Lo interesante es tener algo de algún país exótico, algo no fácil de conseguir”, asegura.

Publicado

el

Corría el año 1992 cuando Roberto Crocco decidió comenzar a coleccionar moneda. Si bien antes se dedicaba a “juntar” objetos de colección de distinta índole, fue en ese entonces que se abocó a los billetes y monedas argentinas y de países del exterior.
Desde entonces guarda celosamente una colección que incluye piezas de diversos tipos y valores.
“Siempre fui juntando monedas, iba amontonando como lo hace cualquier coleccionista. Cuando uno se da cuenta que tiene algo más grande empieza a clasificar y a ver cómo se pueden ordenar”, cuanta Crocco en diálogo con Grupo La Verdad.
En distintas carpetas clasificó el material que iba adquiriendo, por años, por países, por valor.
“Me gustaba mucho la moneda extrajera a mí, más que nada por la rareza. La moneda argentina uno más o menos la tenía al alcance por decir de una manera. La palpa todos los días”, recuerda.
Tras un inconveniente familiar que lo afectó desde lo emocional, el coleccionista de nuestra ciudad puso mayor énfasis en la actividad.
“Era como un hobby que empecé porque la estaba pasando mal. Me dediqué a la moneda más de lleno, empecé a averiguar, a comprar catálogos y me puse más firme con el tema. Me interioricé, empecé a comprar, a cambiar, a intercambiar con otros coleccionistas de Junín y a veces de afuera. En Junín había un montón de coleccionistas que han ido muriendo, por ejemplo Di Marco, Bertuzzi, Trifiletti, Pardavila, varios eran…”, evocó con un marcado tono nostálgico.
En algunas oportunidades Crocco ha viajado, participado de encuentros e intercambiado con colegas de otras localidades y ciudades del país.

“Mucha gente de acá por lo general viaja a Europa, y en Europa está el Euro. Ya es una moneda muy corriente. Lo interesante es tener algo de algún país exótico, no es fácil conseguir monedas de países de Africa o de China, por ejemplo. La India y los países árabes son destinos a los que no viaja todo el mundo, entonces se hace más difícil conseguir. La parte de Europa es lo más común”, remarcó.
En dos oportunidades el protagonista de esta nota expuso el material de su propiedad. En ambas oportunidades fue en Junín. La muestra todavía por estos días la conserva armada.
“Ahora aparecieron algunos muchachos nuevos que coleccionan. Sé que se reunieron hace un tiempito cuatro o cinco que están empezando. Algunos coleccionan por gusto y no se hacen ver, entonces no tienen mucho conocimiento de cómo juntar. Lo mismo me pasaba a mí como empecé”, explicó.
“Una colección sirve cuando está completa, hay que estar atento a las monedas conmemorativas que pueden aparecer. He hecho intercambio, algo he vendido, pero son cada vez menos los coleccionistas que quedan. Yo tengo muchas cosas repetidas que si puedo las cambio, las permuto o las canjeo”, apuntó en otro tramo de la entrevista con este medio.
“Este es un hobby caro, por eso cada vez es menos la gente que lo hace. Si querés tener algo más o menos importante, esto es caro. Por dar un ejemplo, para hablar de un patacón tenés que pensar más o menos en 10 mil pesos.

Todo Chevrolet
Suplementos

Más Leidas