Editorial: Hambre, esa palabra que duele - La Verdad Online de Junín, Buenos Aires, Argentina
Seguinos en
Grupo LPF
Grupo LPF

Opinión

Editorial: Hambre, esa palabra que duele

“Pobreza cero” y “Plan Argentina contra el hambre” reflejan que los enunciados no son más que palabras vacías

Publicado

el

Esta semana unas 200 personas acudieron en Junín a una olla popular que tuvo lugar en el barrio Almirante Brown. La jornada, organizada por el FENAT y la CTA Autónoma, estuvo enmarcada en una serie de actividades que se realizaron paralelamente, a nivel nacional, bajo la consigna “el hambre es un crimen” y buscando contrarrestar el incremento de «muertes en la infancia por desnutrición».

La semana anterior, en una entrevista con este diario, la secretaria de Acción Social del Gobierno de Junín, Yamila Alonso, declaró que en nuestra ciudad se asiste con alimentos a más de 1.200 familias, y que el año pasado llegaron a entregarse unos 6.000 bolsones de mercadería mensualmente.

El recorte de estas descripciones que corresponden al orden local no hace más que contextualizar un momento crítico, en que la pobreza alcanza a la mitad de la población argentina y en que los índices se incrementan al hablar específicamente de los menores de edad.

En uno de sus últimos informes, UNICEF consideró «alarmante» el número de niños que sufren las consecuencias físicas de una mala alimentación y de un sistema alimentario que «está fallando»; mientras que sobre fines de 2020 el Consejo de Políticas Sociales lanzó un plan con el propósito de desplegar asistencia alimentaria e infraestructura en 133 municipios de todo el país.

En el mismo orden, una publicación de CESNI (una asociación civil sin fines de lucro dedicada a la investigación y educación en Nutrición Infantil) subraya la importancia de invertir en programas que van a potenciar la inversión en educación y en empleo, destacando a su vez que los primeros años de vida son «claves» para el desarrollo físico, emocional y cognitivo de las personas.

El papa Francisco afirmó que «el hambre no es sólo una tragedia sino una vergüenza» y pidió crear un fondo mundial para contribuir a la alimentación y el desarrollo de los países más pobres «con el dinero que se usa en armas y otros gastos militares».

Los gobiernos de turno, a partir de la distribución de recursos en distintos niveles, tienen la obligación de atender el derecho a la alimentación de los sectores poblacionales más afectados por la desigualdad económica. Son, además, los encargados de articular políticas e instrumentar líneas de acción específicas para satisfacer la necesidad básica de cientos de miles de chicos (y de grandes) que padecen las consecuencias del hambre y lo reflejan en el desarrollo cotidiano y de crecimiento.

“Pobreza cero” y “Plan Argentina contra el hambre” reflejan que los enunciados no son más que palabras vacías sin acciones contundentes y marcan la frustración de todo el arco político por alinearse detrás de un objetivo real, que actualmente duele.

**************************************************************************************************************

También puede interesarte:

• Todo el Deporte en: La Deportiva

Escuchar las notas más importantes en: LT20 Radio Junin

• Escuchar LT20 Radio Junín en VIVO: Escuchar ahora

Más Leidas