Seguinos en

Junín

Dr. Erbiti: “Cuando la glucosa está alta en la sangre, se debe pensar en la diabetes”

En el Día Mundial de la Diabetes, el profesional recomendó realizar actividad física, mantener un peso adecuado y una buena alimentación.

Publicado

el

El Día Mundial de la Diabetes se celebra cada año el 14 de noviembre. Se escogió esta fecha siendo el aniversario de Frederick Banting quien, junto con Charles Best, concibió la idea que les conduciría al descubrimiento de la insulina, en octubre de 1921. Mientras muchos eventos se desarrollan durante o alrededor de ese día, la campaña se desarrolla a lo largo de todo el año.

En nuestra ciudad, el Dr. Gabriel Erbiti dialogó con Grupo La Verdad en relación a esta enfermedad, declaró que “el diagnóstico se hace a través del hallazgo de glucosa alta en sangre. Cuando la glucosa está alta, se debe pensar en la diabetes”.

En relación a cómo diferenciar los tipos de diabetes, manifestó que “hay dos grupos bien diferenciados. Diabetes Tipo 1, que son aquellos pacientes que son jóvenes. En ellos hay una destrucción del páncreas. Ese órgano interno, al ser destruido, deja de generar insulina. Al no haber insulina, la glucosa queda en la sangre. Esto pacientes necesitan de una insulina toda su vida. Las complicaciones de la diabetes pueden ser cardiovasculares y la consecuencia de la diabetes puede llevar a la muerte del paciente.

Luego está la Diabetes Tipo 2 y en este caso el páncreas no es destruido sino que se va agotando a través del tiempo por una sobreproducción a través de insulina. Este grupo de pacientes son obesos, con presión alta, colesterol y no hacen actividad física. El paciente tiene insulina pero cuando la insulina golpea la célula, los tejidos no responden. Este último paciente es el que más vemos en el consultorio. La prevención, la buena nutrición y la actividad física, es fundamental”, recomendó.

Nivel en sangre
“La glucemia normal está entre 70 y 110 miligramos por ciento. Uno necesita de valores por arriba de 126 para ser diagnóstico. Si alguien tiene 114, ya está hablando de una alerta. En todos los casos puede haber señales o puede no haberlas. Cuando la glucosa está tan alta en sangre, puede generar más sed, el paciente tiene hambre pero no aumenta de peso. Puedo tener 128 de glucemia y tener diabetes y no tener ningún síntoma”, explicó.

“Se considera que un paciente Tipo 2 diagnosticado, ya lleva 10 años de enfermedad. Mientras tanto, la diabetes estuvo haciendo estragos en la parte cardiovascular. La diabetes va enfermando las arterias, está relacionado con la arteriofibrosis. Y se relaciona con infartos, ACV, entre otros”.

Recomendaciones
En el final, Erbiti recomendó a la ciudadanía a realizarse controles. El profesional dijo que “hay que hacer actividad física, en lo posible aeróbica. Los pacientes tipo 2, tienen una carga genética importante. Actividad física regular, mantener un peso adecuado y alimentarse bien. Deben realizarse un análisis de sangre y una glucemia, sobre todo a pacientes que tienen sobrepeso, colesterol, sedentarios, y son candidatos a estar adentro de este rango”.

Más Leidas