Seguinos en
Binaria Seguros

Locales

Don Ito: más allá del muro

La agrupación puso en marcha un nuevo proyecto de huerta para internos de la UP 16.

Publicado

el

La Organización Social Don Ito puso en marcha una serie de Proyectos titulado como “Abordaje sobre Comunidades Excluidas (A.S.C.E.)”
Esta joven organización de Morse viene llevando a cabo un gran trabajo territorial y dando una fuerte cátedra en el voluntariado local.

Hace semanas atrás, representaron a la ciudad en el debate de Diputados y luego en el plenario de Senadores por una nueva Ley de Producción Social del Hábitat, pero hace muchos años que comenzaron a planificar y elaborar proyectos para trabajar con sectores excluidos y estigmatizados por la sociedad. En primer lugar lo hicieron y hacen en los barrios periféricos de la ciudad. Ahora pensaron en sectores que muchas veces son eliminados del sistema y nunca logran re-insertarse, poblaciones que salen de la “norma” impuesta por la sociedad, y por lo tanto son expulsadas de la misma.

En base a esto los voluntarios comenzaron a trabajar y buscaron la manera de intervenir sin dejar de lado su presencia permanente en los barrios de la ciudad.

Para darle forma a estos nuevos objetivos, dio inicio con un taller “Artesanar” en la Comunidad Terapéutica San Ignacio, donde con el acompañamiento del director, Ricardo Oliva, aun luego de casi tres meses continúan, y se piensa extender durante varios meses más.

Ahora, con la invitación y el deseo de trabajar de manera articulada de los Trabajadores Sociales del Proyecto “Más allá del muro”, los cuales desarrollan sus actividades en el Régimen Abierto de la Unidad Penitenciaria n° 16, elaboraron de manera conjunta un proyecto de Huerta: “Sembrar raíces”, con el fin de dar a conocer el trabajo que realizan los sujetos privados de su libertad en la huerta dentro de la Unidad, pudiendo utilizar los productos que allí realizan, en la comunidad, posibilitando de esta manera una forma de solidarización e inclusión social con el afuera.

Comunidades excluidas
Al respecto, el voluntario Pablo Rodríguez manifestó: “Hace meses que veníamos con algunos voluntarios buscando algo nuevo que implementar, que complemente el hermoso trabajo barrial que desarrollamos. Sentíamos que aún había una deuda con parte de la comunidad, que había sectores que nos seguían quedando colgados, y que si nuestro fin era comenzar a trabajar por la inclusión, ya no solo debíamos realizarlo desde el Hábitat, que obviamente sigue siendo nuestro principal objetivo, sino desde la intervención social, desde el arte, desde el fortalecimiento comunitario. El fin era lograr que esos sectores, que nosotros llamamos “Comunidades Excluidas”, se reinserten en la sociedad. A ver, es claro que son excluidas por la norma y porque no les suma al sistema capitalista en el que vivimos, no producís, no podes ser parte, y así como si nada, se empuja a la persona a un sector excluido. Esto conlleva a la creación de un ESTIGMA colectivo que se transmite, y que si no se interviene y trabaja se convierte en un lamentable estatus social”.

Rodríguez apuntó que “es por eso que comenzamos a elaborar una serie de programas y proyectos, el primero fue en la Comunidad Terapéutica San Ignacio de Loyola, donde el Director, luego de escuchar nuestro programa nos habilito un espacio para un taller de dos horas semanales. En este espacio, las personas que allí se encuentran elaboran desde almohadones, juguetes, y muebles que entregan en diferentes instituciones. Además, algunos se sumaran a nuestras obras de pinturas en escuelas”.

Las elaboraciones que realizaron los chicos de la comunidad se distribuyeron en barrios para los festejos del día del niño/a, en el Hogar Legarra y en el Hogar de Niñas Santa Rosa de Bragado. Y en estos momento darán comienzo a la elaboración de bibliotecas y botiquines, además de las obras de pintura en escuelas.

Otro taller
Otro de los talleres que ya se puso en marcha, de manera compartida, fue el de “Sembrar raíces”,en la UP 16.
Rodríguez señaló que “este nuevo taller fue construido de manera colectiva con los profesionales de “Más Allá del Muro”. Hernán Fernández, Pilar Santillán y Camila Toledo, son trabajadores sociales que han generado un espacio de intervención y educación digno de destacar. En encuentros previos con ellos, se fue planificando la manera de poder darle forma a una necesidad que se nos había presentado a nosotros en los barrios y a ellos en la Unidad . Ellos tenían una producción enorme de plantines y nosotros comedores que buscaban crear espacios de huertas comunitarias para contener a los pibes que asisten diariamente. Así fue como comenzamos a organizarnos, para nosotros fue muy fructífero el tema de los encuentros con los profesionales, leer, compartir experiencias, escribir y elaborar la posible intervención, cada uno desde su espacio. Y así surgió este nuevo taller, que tiene como fin trabajar en ambos lugares, en la Unidad, con la preparación y producción de plantines y en los barrios en la creación de huertas sustentables”.

Además, el voluntario destacó que “cada persona privada de su libertad sabe que los brotes que produce será utilizado para un merendero o familia para el consumo de verdura familiar, y cada referente barrial o las familias son conscientes de donde provienen, y esto es una manera de generar otra concepción del sujeto privado de su libertad.”
Para finalizar, Rodríguez explicó que el tercer proyecto aún no se hará público porque está siendo evaluado por profesionales que saben de la problemática en cuestión pero que no dudan en que muy pronto se le dará el visto bueno y se pondrá en marcha.

MÁS NOTICIAS

Más Leidas