Seguinos en
Binaria Seguros

Locales

Día internacional de Toma de Conciencia del Abuso y el Maltrato en la Vejez

Por Cecilia Herón (*)

Publicado

el

Hoy se celebra el Día internacional de Toma de Conciencia del Abuso y el Maltrato en la Vejez, fecha establecida por la Organización de las Naciones Unidas para discurrir sobre esta problemática. Estas líneas tienen por propósito que en una fecha tan singular podamos reflexionar sobre el respeto hacia las personas mayores, algo que debería verse reflejado en nuestras prácticas cotidianas como conjunto social así como en las políticas públicas, las que deben estar inspiradas y haberse forjado desde ese lugar.

Ya es de público conocimiento que ha aumentado la esperanza de vida, hecho que trae aparejado que diferentes generaciones de una familia estén vivas al mismo tiempo. Al aumento degeneraciones sobrevivientes en una familia se suma otra característica que consiste en que estas generaciones tienen más probabilidades que antes de vivir por separado. Es un fenómeno que está bueno en efecto, en tanto que sea producto de la determinación personal de los distintos componentes de un hogar, muchas personas mayores eligen vivir solas, porque ciertamente pueden auto valerse, otras lo hacen porque no quieren sentirse una carga para sus hijos y procuran cuidar de sí mismos, sea por la motivación que fuere, en muchos países la proporción de personas mayores que viven solas aumenta en forma notable.

Por ejemplo, en algunos países europeos, más del 40 % de las mujeres mayores de 65 años actualmente viven solas. Incluso en sociedades con fuertes tradiciones donde se acostumbra que los padres de edad avanzada vivan con sus hijos, como en Japón, las modalidades de convivencia tradicionales y multigeneracionales también son cada vez menos comunes, lo mismo podemos decir de India, un país donde se supone que se preservan los lazos familiares fuertes, solo el 20 % de los hogares corresponden a familias conjuntas o extensas .Importa destacar que muchas personas mayores prefieren vivir en su propio hogar y comunidad, cosa que desde hace algunos años vengo refiriendo y en lo personal entiendo que es lo deseable, ya que muchos deseamos envejecer en nuestros hogares mientras sea “posible“, claro que este deseo está condicionado por las condiciones bio-psico-sociales de la persona mayor.

Por el contrario será pertinente su institucionalización en una Residencia de Larga Estadía cuando su nivel de autonomía se encuentre comprometido y los apoyos y/o dispositivos en su hogar ya no resulten suficientes. Sea que la persona mayor este en su casa o en una institución adecuada, la familia, el Estado y la Sociedad, deben reconocer a las personas mayores como sujetos con derechos y por tanto tratarlas respetuosamente, destinarles cuidado, apoyo, componentes importantes que deberían expresarse de distintos modos, en el caso de las familias a través de la atención personal, proporcionando contención afectiva, entre otros aspectos, de manera tal que su calidad de vida no se vea afectada. En línea con lo planteado, muchos de los que trabajamos en el campo gerontológico, entendemos que si bien es necesario generar cierto entramado y/o alianzas de manera que todos nos sentamos comprometidos a cumplir estos deberes, de que si bien le caben responsabilidades a la familia, la sociedad también debe implicarse, y el Estado tiene incumbencias que le son indelegables. En ocasiones las familias menos numerosas o con escasos recursos económicos no se encuentran en condiciones de asumir responsabilidades físicas, emocionales y financieras delos padres y abuelos envejecidos.

Podemos entre todos avanzar hacia una Sociedad donde haya apoyo filial, en la que las personas mayores no corran riesgo de abandono, maltrato, manipulación, de que dejen de constituirse como un grupo con vulnerabilidades y pasen a tener mayores oportunidades, no solo porque han cumplido importantes funciones en otras etapas de su vida, sino porque siguen cumpliendo importantes roles familiares y sociales actualmente.

(*) Lic. en Ciencia Política (UBA). Especialista en Adultos Mayores.

MÁS NOTICIAS

Más Leidas