Seguinos en
Binaria Seguros

Provinciales

Detienen a otros dos sospechosos por el crimen de Tandil: “El Plan era robarle”

Publicado

el

Dos nuevos sospechosos fueron detenidos este martes por el crimen de Jorge Bustamante, el joven de 24 años asesinado en Tandil, a partir de la confesión que dio el primer arrestado en la causa, Nahuel Morales, de 19 años. En su declaración, el imputado reveló que el plan original era robarle y delató a sus presuntos cómplices.

El primero de los nuevos detenidos fue identificado como Ángel Tami (20), mientras que el segundo sospechoso es Emanuel Ramírez (19). Así, suman tres los detenidos en la causa, ya que ayer mientras declaraba quedó arrestado Nahuel Morales, la última persona que se comunicó telefónicamente y se encontró con Bustamante antes de su desaparición.

El fiscal general de Azul, Marcelo Sobrino, informó que “por sus contradicciones”, la declaración de Morales pasó de ser una testimonial a una indagatoria en la que terminó confesando el asesinato. “Morales contó que el plan original era un robo contra Bustamante, se despegó del homicidio e identificó a los nuevos detenidos como los autores materiales del crimen”, explicó.

“El imputado contó que al margen del estrangulamiento con el cinturón, sus cómplices le arrojaron en la cabeza una rueda de auxilio, por ello el traumatismo de cráneo que presentaba la víctima”, señaló el fiscal general.

Además, Sobrino aclaró que tras la confesión, Morales quedó imputado del delito de “homicidio en ocasión de robo”, que tiene una pena de 10 a 25 años, mientras que los nuevos apresados están acusados de “homicidio criminis causa”, con pena de prisión perpetua.

El lunes pasado, la autopsia de Bustamante reveló que la víctima murió a causa de un “estrangulamiento a lazo” con un cinturón de cuero con hebilla metálica que fue encontrado alrededor de su cuello y por “un grave traumatismo de cráneo”. Los resultados del estudio son compatibles con el golpe de la rueda de auxilio, según la confesión de uno de los imputados.

El cuerpo presentaba además cortes “en la región superciliar y el párpado superior” de su ojo derecho, y también “un golpe en el antebrazo izquierdo y en el muñeca” que, para los peritos, “son compatibles con lesiones de defensa”.

El día de la desaparición, Morales mantuvo una charla de seis minutos desde su celular con Bustamante y se citaron para tener un encuentro. Los investigadores allanaron el domicilio del sospechoso y secuestraron un teléfono, una moto sin chapa patente y una campera roja con manchas de sangre.

MÁS NOTICIAS

Más Leidas