Seguinos en
Binaria Seguros

Locales

Destacan la profundización de políticas sanitarias para disminuir la mortalidad infantil

La puesta en práctica de estos controles permite, como estrategia, la detección de enfermedades como diabetes, sífilis e hipertensión arterial que ponen en riesgo la vida del bebé y la de su mamá.

Publicado

el

La gobernadora de la provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, dio cuenta el pasado mes de una disminución de la tasa de mortalidad infantil a 9,5 según cifras del año 2017, que se suma a la tendencia decreciente que había registrado un 9.9 durante el 2016.

Macro Prestamos Personales

Vidal destacó que “la baja de estas cifras muestra que estamos mejorando porque hemos recorrido un camino juntos a lo largo de estos años, haber terminado la renovación de la mitad de las guardias de los hospitales públicos y haber puesto un sistema de emergencias con ambulancias SAME, que hoy llega a más de ocho millones de bonaerenses”.

De esta manera, la Tasa de Mortalidad Infantil es la más baja registrada en la historia de la Provincia y la Tasa de Mortalidad Materna, con tendencia a la baja, se equipara con el mejor registro obtenido en la Provincia en el año 2013.

En nuestra ciudad, Mercedes Luna, desde la Región Sanitaria III, indicó que el proceso de trabajo para disminuir los índices de mortalidad materna infantil es prolongado y consecuente en el tiempo.

“La tasa de mortalidad infantil mide los niños que se mueren antes de cumplir un año. Se mueren entre 9 y 10 niños cada 1.000 que nacen vivos”, explicó Luna a LT 20 Radio Junín.

En ese sentido remarcó los controles pre natales que se vienen realizando con periodicidad, con calidad, y que permiten detectar enfermedades durante el embarazo.

La mortalidad infantil tiene un gran desarrollo en la prematurez y en el bajo peso al nacer. Los chicos que fallecen antes de cumplir un año (en su gran mayoría) son aquellos que han nacido antes de los nueve meses de embarazo y con un peso inferior a los 1.500 gramos. Los casos de los chiquitos que mueren después de los 28 días, y con un peso adecuado, tienen que ver con las infecciones respiratorias agudas y con accidentes en el hogar.

“Se han descentralizado los controles del embarazo, por lo menos acá en Junín pero no en todos los municipios. El control de embarazo se hace en el primer nivel de atención y también en el hospital para que las mujeres puedan acceder más fácilmente en nuestra ciudad”, detalló la entrevistada.
La puesta en práctica de estos controles permite, como estrategia, la detección de enfermedades como diabetes, sífilis e hipertensión arterial.

Otras condiciones
Los centros de atención han mejorado además sus servicios de Neonatología. En el caso del HIGA Junín, se reciben las derivaciones de toda la Región Sanitaria III, pero también de la IV, de la II y de la X por ser un centro con terapia intensiva neonatal de alta complejidad.

Luna destacó también como estrategia para la disminución de los índices de mortalidad el trabajo intensivo invernal respecto de las infecciones respiratorias agudas bajas, que son graves en menores de un año.

La mayor complejidad de los centros sanitarios, los controles descentralizados y la incorporación de más profesionales a los servicios como política sanitaria profundizada contribuye a que los niños nazcan en mejores condiciones.

“Hemos hecho una investigación con la licenciada Laura Larghi específicamente de Junín sobre los controles de los embarazos. La meta es que las mujeres lleguen por los menos a los cinco controles, pero hay casos en los que se ha mejorado más aún. La idea es poder llegar a que todas las mamás se hagan los controles para evitar riesgos”, puntualizó la profesional.

La referente de la Región Sanitaria III expuso a su vez que “son una herramienta fundamental” las vacunas para evitar complicaciones.

“Hay algunos inconvenientes que tenemos con la vacunación antigripal porque el niño menor de un año recibe dos dosis. Y muchas veces solo alcanzamos a una cobertura bastante baja con una sola dosis”, remarcó.

En nuestra región en 2015 cada 1.000 nacidos vivos fallecían 8.2 niños. En el caso de 2016, cada 1.000 nacidos vivos fallecieron 8.7.

En 1991 se morían cada 1.000 nacidos vivos entre 12 y 13 niños. A partir de ahí se empezó a disminuir paulatinamente, hasta que en el año 1997 el pico llegó a 15 producto de un brote de bronquiolitis que causó numerosas muertes. Luego se volvió a bajar las cifras hasta que pudimos instalarnos por debajo de 10.

Gobierno Local Tango

Más Leidas