Seguinos en
LT20 Radio Junin

Locales

Desmitificando conceptos sobre el campo

Por: José L. Amado

Publicado

el

Hace unos días la red social twitter se transformó en una “escuelita” a partir un productor agropecuario que compartió una serie de tuits con el objetivo, según dijo, de «desmitificar algunos conceptos acerca del campo».

Se trata del usuario Howard Roark (@Iron Farmer1), que realizó una serie de publicaciones explicando el real impacto de los movimientos del tipo de cambio sobre el negocio agrícola. Más concretamente sobre una frase que suele ser dirigida al sector: «De qué se quejan si sembraron con un dólar de $20 y cosechan con un dólar de $40», suelen decir aquellos que poco conocen los pormenores de esta actividad.

Ganancias ficticias
El planteo del usuario de twitter se basa en que a la hora de sembrar se realiza una inversión, que el productor ejemplifica en US$ 20 por hectárea a un supuesto de $20. «Con un escenario climático y de precios adverso (como el del año pasado) cosechamos US$ 20 dólares a $40, pero no hay ganancia real», escribió el productor.

Luego en otro seguido comienza con la argumentación: «Para la AFIP pusiste 400 pesos y cobraste 800, por lo tanto ganaste $400 y pagás 30% de Impuesto a las Ganancias sobre esos $400 ($120). Es decir que te quedan $680, equivalentes ahora a US$ 17 por hectárea, con lo cual no te alcanza para pagar los insumos de la próxima campaña», agregó.

Seguido ejemplificó de manera exacta lo que ocurre en estos casos: «la depreciación del peso hace al productor agropecuario (y en muchos otros rubros pasa lo mismo) pagar impuestos por beneficios ficticios, que terminan por descapitalizarlo».

Disponibilidad de soja
Otro ejemplo, en la red del pajarito, que citó el productor agropecuario con el objetivo de desmitificar, se refiere a un caso en el que se cuentan con 100 toneladas que se desvalorizaron producto de la caída en el precio internacional. Algo que se ve agravado actualmente por la escalada en el conflicto entre Estados Unidos y China y lo explicó de la siguiente forma: «Para la AFIP este mismo productor ganó 3.545 pesos por tonelada, por lo que debe pagar más de $ 100.000 en concepto de Impuesto a las Ganancias. Solo mirando la existencia final medida en litros de glifosato (o de cualquier insumo) ha disminuido significativamente, de nuevo, destruyendo el capital».

Y termina el post diciendo: «Teniendo en cuenta la restricción de liquidez (por tener soja y no dinero), esta situación fuerza al productor a vender soja en precios bajos para poder pagar esos impuestos irreales», agregó.

Conclusión del tuitero
Finalmente, el usuario de esta red social, ensaya una conclusión a este post que hay que decir se viralizó rápidamente entre productores y asesores técnicos: «No quiero decir que el productor agropecuario no le conviene que suba el dólar, solo trato de explicar de que el 80% al 90% de los costos del negocio agropecuario son dolarizados», explica el productor y concluye: «Muchas veces, esa ganancia nominal en pesos usada por la AFIP para cobrar impuestos, termina por asfixiar al productor, no solo con el impuesto a pagar sino también con los anticipos, convirtiéndose en una completa destrucción de valor».

Mirada al sector
El campo argentino es una herramienta clave para la economía nacional. Es uno de los sectores más competitivos, principal exportador del país, gran generador de empleo a lo largo de todas las cadenas agroalimentarias y se destaca por su contribución de divisas a las cuentas del Estado.

Se entiende por cadenas agroalimentarias a las cadenas de granos y oleaginosas, la cadena de producción de maquinaria agrícola, las cadenas cárnicas, la cadena láctea, el bioetanol y el biodiesel, por formar parte de las cadenas del maíz, la caña de azúcar y la soja, y las economías regionales, donde las diversas producciones locales son muy significativas en el proceso de creación de empleo directo e indirecto, a lo largo de todas las provincias del país.

A modos de ejemplarizar un poco más este tema y teniendo en cuenta el peso de la actividad agropecuaria en el país, vale recordar algunas conclusiones de trabajos económicos a los que ha abordado la Fundación Agropecuaria para el Desarrollo de la Argentina (FADA).

Las cadenas agroalimentarias significan para el país:
-1 de cada 6 puestos de trabajo privado, ya sea directos e indirectos.
-1 de cada 10 pesos del Producto Bruto Interno.
-1 de cada 9 pesos de la recaudación nacional de AFIP.
-6 de cada 10 dólares de las exportaciones totales del país.

FADA también indicó que el campo argentino genera 2.600.000 puestos de trabajo, que equivalen a 43 canchas de River llenas y si tuviéramos que comparar con algo de Boca se puede decir que en un año sembramos 47 millones de Bomboneras. La producción de carnes durante el año pasado alcanzó las 5.500.000 toneladas, con lo cual llenó las parrillas argentinas y la de 112 países más. Por último, si se suma el traslado de producción de granos y carnes, a la economía se vuelcan unos 3.730 millones de dólares en concepto de fletes y si se colocan los granos en camiones, la fila daría 2 vueltas y media a la tierra

MÁS NOTICIAS

Más Leidas