Seguinos en
Binaria Seguros

Locales

Denuncian que podría “colapsar el sistema de salud” por falta de pago

El problema radica en la falta de pago total por parte del IOMA de las prestaciones brindadas a sus afiliados durante el mes de noviembre/17. Norberto Petraglia afirmó que “es una situación muy compleja”.

Publicado

el

La Federación de Clínicas, Sanatorios, Hospitales y otros establecimientos de la Provincia de Buenos Aires – FECLIBA – informó, en las últimas horas, que se encuentra en estado de alerta por la gravísima y acuciante situación que atraviesan los establecimientos médicos por la falta del pago de haberes.

La falta de pago total por parte del IOMA de las prestaciones brindadas a sus afiliados durante el mes de noviembre/17 conlleva la imposibilidad de las instituciones sanatoriales de cumplir con el pago de los salarios a su personal, de las obligaciones impositivas y previsionales, ?pago a ?proveedores, etc.

La participación del IOMA en la economía de las instituciones sanatoriales, al ser la principal obra social a nivel provincial y la segunda a nivel nacional, impacta sobremanera en su subsistencia, problemática que afecta a más de 40.000 familias, sin contar proveedores, médicos y demás dependientes.

"La situación compromete la eficiente atención a los afiliados del IOMA, a la vez que una ?demora en la ?resolución, implicaría el colapso del sector" explican desde la Mesa Directiva de FECLIBA.

Por tal motivo, junto a la Asociación de Clínicas y  Sanatorios de Buenos Aires – ACLIBA – la Federación apela a una urgente solución por parte de las autoridades responsables de resolver el problema generado ante la falta de pago por parte del IOMA.

 

Petraglia. La situación en las clínicas juninenses no dista demasiado. Como en toda la Provincia de Buenos Aires, en nuestra ciudad también la situación es difícil. Para conocer la realidad local, LA VERDAD dialogó con el doctor Norberto Petraglia, director de Clínica La Pequeña Familia.

Sobre el momento que atraviesa el sector de la salud, dijo que “La Pequeña Familia es una institución que trata de hacer medicina de alta complejidad para una región del noroeste de la Provincia de Buenos Aires. Mucha gente de la zona se termina atendiendo acá. Eso motiva que el 50 % de nuestra internación sea con IOMA. Al mismo tiempo somos bastantes dependientes de IOMA pero a la vez le solucionamos bastantes problemas, porque si no esa gente se iría a Capital, La Plata u otro lado. Es sensible lo que pueda pasar con IOMA para nosotros. Hasta donde me informé, hay un atrasado en los pagos. Aparentemente fue por un problema de la cúpula del IOMA y que se estaría solucionando la semana que viene. Por ahora no nos queda más remedio que esperar, nos pega mucho por la incidencia que tiene IOMA en nuestro perfil de internación”.

En relación al tema central que es la falta de pagos por parte de IOMA, explicó que “el tema es que los incrementos de aranceles de IOMA no han seguido la pauta inflacionaria. Incluso tampoco el convenio de ATSA, que para nosotros es una salida importante, por la cantidad de personal que tenemos. Esto genera un conflicto importante y el otro tema es el atraso en los pagos. Por suerte tenemos el restante 50% divididos en prepagas y tenemos una prepaga propia. De todas maneras es una situación muy compleja. Si se prolonga en el tiempo, será difícil de sobrellevar. Incluso creo que será más difícil para las clínicas más chicas, que no sólo dependen del IOMA sino del PAMI que están en una situación igual o peor”.

Seguidamente indicó que “es difícil hablar de cuánto tiempo uno puede económicamente bancar esta situación. Esto genera angustia y estrés porque uno no puede dejar de pagar el sueldo, aguinaldos y tener todo el personal en blanco, que cada vez te lo exigen más y creo que es justo que así sea. Es difícil hablar de tiempo pero, si se sostiene de esta manera, será inviable para todo y creo que a esto apunta el comunicado de FECLIBA”.

En el final, Petraglia habló sobre lo que podría suceder en el ámbito de la salud en el presente año.

“Desde La Pequeña Familia tenemos muchas ideas de desarrollo médico porque creo que aún hay mucho por hacer en la región. Esto ligado al financiamiento que te puedan dar las obras sociales. Más compleja es la medicina que querés hacer, más caro será todo. Todos tenemos la incertidumbre desde lo económico. El año pasado no fue un buen año desde el financiamiento. Quizás si desde la prepaga, pero esto representa un pequeño universo de la gente que se interna. Y si uno depende de las obras del estado como IOMA, se hace difícil sostenerlo. Más aún es difícil vaticinar lo que va a suceder. Miramos el futuro con un cierto temor. Por otro lado, tampoco es que a nivel público hubo un gran desarrollo como para que gente se incline por esos lugares”.

MÁS NOTICIAS

Más Leidas