Del patio limpio a la Manzana Saludable
Seguinos en
Grupo LPF
Grupo LPF

Opinión

Del patio limpio a la Manzana Saludable

El mensaje del “Patio Limpio” considera crucial el involucrar a cada individuo y a cada familia en la prevención del dengue.

Publicado

el

Por Julio Ferrero médico veterinario (*)

El mensaje del “Patio Limpio” considera crucial el involucrar a cada individuo y a cada familia en la prevención del dengue.
Esto se basa y surge como posible solución al impedimento del municipio para ingresar libremente a las propiedades privadas.

Si bien es cierto, la realidad nos muestra con mucha claridad una dificultad que va más allá del compromiso individual.
Un conjunto de familias puede tener sus propiedades libres de criaderos de mosquitos. Pero un solo predio localizado en la misma manzana puede contener una cantidad de criaderos como para producir suficientes mosquitos para poner en riesgo a todos los moradores y provocar un foco de transmisión local.

Los sistemas de Salud y Medio Ambiente municipales debemos responder con un control vectorial (Adulticidas) recién una vez producidos los hechos (solemos luego calificarlo como “tarde”). Las fumigaciones en parques o plazas no sirven como medidas preventivas para una transmisión que se produce principalmente en los predios privados a los cuales no tenemos libre acceso.

Si bien en este caso nos enfocamos en el problema de transmisión del dengue, las “MANZANAS” comparten otros muchos problemas ambientales que pueden afectar la salud de los ciudadanos, y por esto podrían ser tomadas como unidad.

Ejemplos de ello son los focos de proliferación de roedores, de murciélagos, de enjambres de abejas, de emisiones tóxicas, de ruido, etc.

Los vecinos que compartimos las manzanas, no tenemos un mecanismo formal para abordar epidemiológicamente estos problemas (y tomar conciencia de que formamos parte del mismo ambiente). Las manzanas deberían constituir una especie de Consorcio Ambiental (similar al de los consorcios de propietarios de un edificio) donde los vecinos puedan intercambiar sus preocupaciones y acordar soluciones a las problemáticas comunes de su manzana y en caso de conflicto, si fuera necesario, debería ser frente a un organismo gubernamental que cumpla el rol de mediador. Es recomendable la participación de personal formado desde las ciencias sociales para abordar el entramado social e individual formado desde las ciencias biológicas para evaluar los aspectos de la adaptación a los domicilios por parte de las plagas urbanas (proceso de domiciliación), a su vez este mediador estará asesorado por los especialistas del municipio en el Manejo Integral de Plagas (MIP).

La ciudad cuenta con Sociedades de Fomento Barriales, que podrían llevar a cabo el rol de mediadoras y además contar de antemano con la información ambiental de riesgo epidemiológico (agrupado por manzana) como para gestionar las medidas preventivas necesarias para cada caso en particular. Mientras esto no suceda, los ciudadanos tendremos que pensar con buena voluntad en cómo acercarnos solidariamente entre vecinos para resolver los problemas ambientales comunes y asegurar “Manzanas saludables”.
Para lograr éxito con las medidas de prevención necesitamos constituir o reconstituir el tejido social.

Veamos ahora que estrategias recomendamos utilizar para obtener una verdadera forma de prevención.
Todas las funciones biológicas del mosquito Aedes aegypti, son llevadas a cabo con éxito en el entorno humano, incluso pueden vivir en un ambiente urbano muy árido, porque el ser humano aporta artificialmente la humedad que los insectos necesitan para sobrevivir.

El Aedes aegypti necesita por lo menos de tres recursos para que su ciclo de vida pueda completarse:
1. Disponer de alimento suficiente, que consigue de las flores o frutas presentes en los predios que se encuentran en la manzana.
2. Las hembras necesitan disponer de suficiente sangre (preferentemente humana) como fuente de proteínas para multiplicarse (para la producción de huevos).
3. Disponer de agua acumulada en recipientes de paredes sólidas para depositar sus huevos, y que la misma permanezca el tiempo suficiente para, producir alimento para las larvas, y para que las larvas puedan completar su desarrollo.

Las hembras colocan sus huevos pocos milímetros por sobre la superficie de agua. Estos, resisten períodos de sequía de hasta un año y eclosionan cuando entran en contacto con el agua.
El sentido común nos dice que no tendría sentido eliminar toda la vegetación de una zona urbana ya que forman parte de la calidad de vida de los seres humanos que habitan en la zona.

Por otra parte sería ridículo pensar en eliminar a todos los seres humanos y mascotas del entorno para quitarles el acceso a la sangre.
En cambio, solo tiene sentido eliminar el tercer recurso fundamental para que Aedes aegypti pueda proliferar: “El agua” acumulada en los recipientes del entorno domiciliario.

“Por ello las medidas de prevención efectivas apuntan a la eliminación de recipientes que puedan acumular agua.”
Pasando a otro plano, hay un recurso extra con el que cuenta este mosquito para ser tan exitoso:
Este es “La falta de compromiso de gran parte de la población para trabajar en la prevención.”

Esto puede estar motivado en varias razones:
1. El creer que es un tema que deben resolver las autoridades (delegar responsabilidades),
2. El imaginario de que el aporte individual no suma (cuando realmente es lo que más aporta) y fundamentalmente
3. La falta de información válida para enfrentar el problema.
Si no construimos entre todos, una conciencia colectiva de que somos parte del problema… y de la solución, estamos condenados a sufrir innecesarias epidemias.

(*) Director Gral. de Zoonosis y Bromatología
Municipalidad de Junín

Lee también: Editorial: Nuevos aires

————————————-

También puede interesarte:

• Todo el Deporte en: La Deportiva

Escuchar las notas más importantes en: LT20 Radio Junin

• Escuchar LT20 Radio Junín en VIVO: Escuchar ahora

Más Leidas