Seguinos en
Binaria Seguros

Deportes

Del mismo dolor, vendrá un nuevo amanecer

Repaso del año 2018 de Sarmiento con los momentos culmines del mismo.

Publicado

el

A LA IZQUIERDA: PATRICIO VIDAL CONSUELA A NAHUEL ESTÉVEZ TRAS LA FINAL DISPUTADA EN TUCUMÁN. A LA DERECHA: NICOLÁS ORSINI, EL GOLEADOR DE SARMIENTO QUE ESTÁ PUNTERO EN EL TORNEO FESTEJA UNO DE SUS GOLES.

ESCRIBE: MARIO NICOLÁS UHALT.

Sarmiento a mediados del corriente año recibió un duro golpe. Bastante traumático por cierto, referido a lo futbolístico. Corría el 3 de junio, el destino para El Verde deparó Tucumán, hacía mucho frío y en el aire, incluso en los días anteriores a la final ante San Martín, se palpaba un clima enrarecido que luego se trasladó a las tribunas y posteriormente al campo de juego. Era la vuelta de la final del Torneo Reducido de la B Nacional.

El desenlace en ambos ámbitos y el resultado final del partido es conocido por todos. Fue un golpe a la ilusión para el plantel, cuerpo técnico e hinchas pero no por no haber ganado la serie definitiva, porque al fin y al cabo el fútbol no es matemática, hay tres resultados posibles y puede ocurrir, sino porque en apenas dos minutos el 1-0 de la ida se desvaneció y para los presentes y los que siguieron todo desde la ciudad, terminó siendo muy dolorosa la goleada en contra.

El día posterior y el otro y el otro fueron duros para todos los protagonistas. Sin embargo, hecho el “duelo” correspondiente, el Mundo Verdolaga se puso en marcha nuevamente con un objetivo claro que era el de ser otra vez protagonista. En silencio, con perfil bajo, sin la mediatización a cuestas como otros clubes, Sarmiento supo reinventarse con refuerzos y un nuevo sueño que tenía en el porvenir objetivos cortos. El cuerpo técnico así lo entendió y desde un primer momento aquella tarde-noche en Tucumán les sirvió a los futbolistas de motivación para mostrar los dientes y decir más que nunca, a través de juego, jerarquía, contundencia y humildad, acá estamos. Aunque más de uno lo había dado por aniquilado.

Para los rivales resultaba extraño que Sarmiento, luego de semejante golpazo, sea una vez más animador de la parte alta de la tabla de un torneo. Pero como lo marca la mística, la idiosincrasia o la historia, términos intangibles pero tan utilizados en el fútbol, la institución juninense mostró que en las “malas” sabe renacer y dar nuevamente pelea para que el público crea en ellos. Al menos, así ha ocurrido en varias etapas de los 107 años de vida que posee.

Del mismo dolor vendrá un nuevo amanecer, reza una frase de la canción Adiós compuesta por Gustavo Ceratti, quien alguna vez con su voz característica supo dar un concierto con Soda Stereo en el estadio Eva Perón. Y así ocurrió con Sarmiento. De aquella desilusión en La Ciudadela con 2.000 almas comprimidas en un rincón, la actual temporada de la B Nacional les deparó otra historia para escribir, dando comienzo en el Roberto Carminatti de Bahía Blanca ante Olimpo.

¿El final?, aún es incierto, más aún en un fútbol tan competitivo como el argentino y en una categoría donde prácticamente no hay diferencias en el verde césped, sino que la balanza se inclina para un lado u otro muchas veces por detalles. Lo único cierto hasta el momento es que Sarmiento realizó una primera rueda record, culminándola puntero e invicto con 29 puntos y sin goles en contra en condición de visitante en 13 jornadas disputadas.

De hecho, logró el mejor arranque en un torneo en toda su historia, desplazando al conseguido en el año 1958. Y en la mayoría de los partidos tuvo un buen nivel de juego, con individualidades que fueron potenciando fecha a fecha lo colectivo, convirtiéndose de esta manera en un rival duro para cualquiera.

Sostener o mejorar el nivel futbolístico, conservar la base de jugadores y el apoyo constante de diferentes ámbitos durante el transcurso de la segunda rueda, serán las claves para que El Verde se mantenga en lo alto y llegue a la última fecha, con posibilidades de dar el gran salto directo a la tan competitiva Superliga. Partido a partido, paso a paso, final a final, serán las palabras más utilizadas de acá hasta la última jornada. Serán 11 en total con una donde le tocará quedar libre. Tan lejos pero tan cerca, tan cerca pero tan lejos. Camino arduo como ninguno, pero la vuelta de la esquina… está el gran sueño de Sarmiento.

MÁS DEPORTES

Más Leidas