mesas ratonas living decoración recursos La Verdad Junín.
Seguinos en
Grupo LPF
Grupo LPF

Hogar

Decorar la mesa ratona del living con simples recursos

Puede resultar un espacio reducido pero perfecto para mostrar adornos que completan la decoración de una casa.

Publicado

el

Dicen que los objetos que elegimos para diseñar los ambientes de nuestras casas, hablan mucho de nosotros. Decorar la mesa ratona del living es posible con simples recursos y quedan muy bellas. Por lo general, este tipo de mesas siempre están llenas de cosas porque son bajas e ideales, por ejemplo, para los niños de la casa: ellos, amantes de sentarse en el piso, con o sin permiso, la usan a gusto y piacere. De todas maneras, la mesa ratona del living puede resultar un espacio reducido pero perfecto para mostrar adornos que completan la decoración de una casa.

Están las mesas cuadradas, redondas y rectangulares. Cuando la mesa es cuadrada o redonda se recomienda un conjunto de elementos centrados, en cambio si la mesa ratona es rectangular se pueden armar diferentes situaciones con los objetos o con las alturas para romper la simetría.

Un simple recurso que siempre puede aportar sencillez, son las bandejas. Se pueden apoyar sobre ellas jarrones, portarretratos o floreros. Un lindo ramo de flores o unas cuantas hojas verdes serán el complemento perfecto para una mesa ratona con un diseño único. También, podemos darle color con alguna maceta divertida y suculentas.

Propios de los ambientes bohemios o con aires intelectuales, los libros en la mesa ratona poco a poco se están convirtiendo en el accesorio indispensable. Tres o cuatro volúmenes pueden mostrar los gustos literarios de quienes habitan la casa. Si el living tiene mucho blanco, los libros con tapas de colores pueden cortar la monocromía. Se puede jugar con los tamaños y colores de los libros.

Si con todo estos recursos, parece sin vida, agregar algún jarrón u objetos de formas interesantes. También, una caja decorada y/o un baúl pequeño de madera. La idea es que esta mesa no permanezca estática, sino que vaya cambiando su decoración cada tanto, mediante flores, libros o adornos.

Suplemento HOGAR

Más Leidas