Decoración con tonos mostaza: el color elegante y sereno -
Seguinos en
Grupo LPF
Grupo LPF

Hogar

Decoración con tonos mostaza: el color elegante y sereno

Descubre todo lo que el color mostaza puede hacer por la decoración de tu casa y los mejores colores para combinarlo y conseguir el efecto que deseas.

Publicado

el

Al hablar de decoración de interiores, una de sus lecciones básicas es cómo lograr que una habitación se vea más amplia y luminosa. Una meta para la que siempre hay algunos trucos que podemos poner en práctica, pequeños cambios para lograr que el salón brille con luz propia o nuestro dormitorio se vea más luminoso. El más habitual es apostar por el color blanco o los tonos neutros, pero no es la única solución. Existe otra forma de lograr este mismo efecto, pero solo es apta para los más atrevidos, porque pasa por darle una oportunidad al color de tendencia del momento, el amarillo mostaza. Enérgico y dinámico, conseguimos este toque elegante y sofisticado que no siempre nos resulta sencillo de encontrar. Integra este color en tu decoración y lograrás espacios nuevos, diferentes y completamente atemporales.

Se trata de un color cálido, por lo que las sensaciones que podemos conseguir al incluirlo en la decoración de nuestra casa son las mismas que con los otros con los que comparte gama, representa la alegría, el optimismo y la generosidad, y genera una gran luminosidad y vivacidad en cualquier estancia en la que queramos ponerlo. No es una tonalidad que pase desapercibida, por lo que aprender a combinarla es esencial. Aplicado a todas las paredes puede llegar a resultar saturante, por lo que conviene rebajar su intensidad con otras tonalidades más claras, con colores más terrosos y neutros. Por ejemplo, si queremos seleccionarlo para las paredes, es mejor comenzar por colorear solo una de ellas y el resto optar por tonos más claros e incluso blancos, una combinación que suaviza la intensidad del mostaza y nos ayuda a crear espacios más amables.

Si buscas una combinación de colores que siempre funciona con el mostaza, el azul será tu mejor aliado. Así, si has escogido esta potente tonalidad para tu sofá o la colcha de la cama, un elemento llamativo, pero que no llega a resultar excesivo, escoger los complementos en color azul será un éxito asegurado. Ambos se complementan y ayudan a que el otro destaque, logrando que el punto de atención sea compartido. Claro que si lo que buscas es una combinación un poco más atrevida y menos tradicional, darle una oportunidad a los rosas y morados puede ser una buena idea. Son, sobre todo, los rosas pastel los que lucirán como ninguno en conjunto con los mostaza, pero también puedes conseguir resultados interesantes con otras tonalidades más intensas. Dale una oportunidad al color verde para lograr ambientes que nos inviten a pensar en la naturaleza y a reflejarlo en nuestro hogar.

El negro logra que tengamos ese punto elegante, clásico y sofisticado que señalábamos antes, pero puede hacer que la estancia resulte demasiado fría y profesional. Por eso, si lo que buscamos son ambientes agradables y que nos hagan sentir como en casa, lo mejor es introducir elementos en terracota, así como tonos tierra, beis, marfiles, arena… Todos ellos acompañan sin opacar, dejando que sea el color mostaza el que se convierta en el centro de atención, pero sin destacar. Es ideal para las cocinas modernas, en las que buscamos alejarnos de los blancos que hasta el momento han reinado como han querido en la decoración. Incluyendo esta tonalidad en las puertas de los muebles y combinándolo con el color blanco, que aunque no queremos que esté solo tampoco conviene dejar olvidado, podremos conseguir una estancia agradable y amplia, porque esta combinación de colores aumenta la sensación de luminosidad y, por tanto, también tendremos la impresión de que el tamaño de la estancia es mayor.

Los más atrevidos incorporan el mostaza a las paredes de su casa, incluso puede ser una forma muy original de darle un toque de color al cuarto del baño. Si no lo tienes tan claro, una buena opción es seleccionarlo para el sofá de casa, o para los sillones si preferimos que sea más un detalle que el protagonista de la sala. Complementos como cojines, cortinas y alfombras también se pueden beneficiar de la energía de este tono, ya sea escogiéndolo como principal, o combinándolo con otros colores en sus estampados. No existe una única tonalidad de mostaza, por eso, si optamos por las más vivas, más llenas de vida, podremos lograr espacios cargados de energía. Si nos decantamos por los tonos más sobrios, la elegancia clásica tomará su lugar, consiguiendo una mayor seriedad en el ambiente. Aprovecha los colores para crear lo que buscas en tu casa y combínalos para diseñar rincones que llamen a la tranquilidad o que supongan un chute de energía.

——————————————————-

También puede interesarte:

• Todo el Deporte en: La Deportiva

Escuchar las notas más importantes en: LT20 Radio Junin

• Escuchar LT20 Radio Junín en VIVO: Escuchar ahora

Suplemento HOGAR

Más Leidas