Seguinos en
Binaria Seguros

Regionales

Decomisaron productos de venta ilegal en una forrajería de Chacabuco

La importancia de la venta de zooterápicos en locales habilitados y bajo la supervisión de un médico veterinario tiene como fin el cuidado responsable de la salud pública y animal.

Publicado

el

El pasado miércoles, en la ciudad de Chacabuco, durante inspecciones realizadas por el Ministerio de Asuntos Agrarios se decomisó mercadería de venta ilegal y se procedió a clausurar una forrajearía con actos de violencia por parte del titular del comercio.

Ante esto, desde el Colegio de Veterinarios emitieron un comunicado en el que resaltan la importancia de “velar por la salud pública y concientizar por la venta ilegal de zooterápicos. Además de repudiar toda violencia”.

En el marco de las inspecciones que regularmente realiza el Ministerio de Asuntos Agrarios de la Provincia de Buenos Aires, a cargo del inspector veterinario Martín Urruchuaga, se procedió a labrar numerosas actas de decomiso y la clausura de una forrajearía de la vecina localidad.

El hecho ocurrió cuando, una vez clausurado el negocio por ser reincidente en la venta ilegal, el propietario del mismo muy enojado increpó al inspector y propinó un golpe de puño al vehículo del inspector. La denuncia se radicó en la Estación de Policía Comunal de Chacabuco.
La venta de zooterápicos es ilegal en comercios no habilitados así como por ciudadanos no autorizados. Está reglamentado bajo la ley 10.526 en la provincia de Buenos Aires.

La importancia de la venta de zooterápicos en locales habilitados y bajo la supervisión de un médico veterinario tiene como fin el cuidado responsable de la salud pública y animal. La prescripción de un medicamento sin el título habilitante es un delito encuadrado en ejercicio ilegal de la medicina. Lamentablemente, se siguen incrementando los canales ilegales, a pesar del esfuerzo que realiza el Colegio de Veterinarios de provincia de Buenos Aires para impedirlo.

Los zooterápicos contienen drogas específicas, destinadas para un uso particular y deben ser recetados. Su mala administración no solo pone en riesgo a los animales, sino también a las personas. Además, el abuso de fármacos y el consumo irracional, agravado por la venta ilegal, incrementan los niveles de la resistencia antimicrobiana, uno de los principales desafíos para la salud pública de cara al futuro.

En el caso de Rawson y Chacabuco se inspeccionaron 12 comercios entre forrajerias y pet shop de los cuales solo en cinco de ellos se procedió a decomisar productos zooterápicos.

MÁS NOTICIAS

Más Leidas