Seguinos en
Binaria Seguros

La Deportiva

Cuando la noche fue más oscura, ¡se vino el día en el Eva Perón!

El “Verde” venció por 3 a 0 a Instituto de Córdoba en el estadio “Eva Perón”, con los goles de Patricio Vidal, Gonzalo Bazán e Ignacio Cacheiro y culminó la primera fase del campeonato, sumando tres importantes unidades, de cara al objetivo primordial que es sostenerse en la categoría.

Publicado

el

Un alivio con un respiro profundo, de reflexión, para saber bien que cosas se hicieron mal y comenzar de otra manera totalmente diferente el 2018. Todo eso significó la goleada de Sarmiento por 3 a 0 ante Instituto de Córdoba en el estadio “Eva Perón”, donde los jugadores mostraron otra cara respecto al anterior cotejo ante Almagro y respaldaron al entrenador, sobre todo con mucha entrega física, ya que el juego apareció en escazas ocasiones. Sin embargo, esta vez, a diferencia de otros choques, “El Verde” fue efectivo a la hora de llegar hacia el arco rival.

El partido correspondió a la duodécima jornada del campeonato de la B Nacional, última del año 2017 y los goles para el elenco de nuestra ciudad los convirtieron Patricio Vidal en el primer tiempo y Gonzalo Bazán e Ignacio Cacheiro en el complemento.
Sarmiento comenzará la segunda rueda del venidero año, enfrentando a Juventud Unida de Gualeguaychú en condición de visitante.

Año complicado
No fue un año para nada fácil para el “Mundo Verdolaga”, ya que sobre todo, los hinchas de la institución, soportaron un descenso de categoría bastante traumático, debido a las infinidades de inconvenientes que sucedieron en Primera División.

No obstante tras concretarse lo que fue un final de película anunciado, “Los Guerreros” renovaron su ilusión en el inicio de del actual certamen, pero la agonía se extendió más de lo imprevisto. Un arranque muy malo en cuanto a lo futbolíustico, la eliminación temprana de la Copa Argentina y el alejamiento de Quiroz, hicieron un combo explosivo y letal para que el plantel decayera en tanto en el nivel deportivo como el anímico.

Renovación
Para suceder a Quiroz llegó Iván Delfino, quien de a poco fue encontrando principalmente una idea de juego y luego resultados, ya que al principio tanto en su debut como en el primer choque en condición de visitante, no logró ganar, sino que igualó en Junín ante Gimnasia (J) y perdió en el final ante Los Andes.

En tanto que la primera victoria, significó una alegría pero fue demasiado sufrida (1-0 ante Riestra) y luego llegaría un tramo agridulce, ya que Sarmiento estuvo cuatro partidos sin perder contando el anterior, consiguiendo una importante victoria por 2 a 0 ante Nueva Chicago, pero en dos de los cotejos los rivales llegaron al empate en el último minuto.

Golpe de realidad y respiro
Tras la victoria en Mataderos, Sarmiento sufrió un golpe de realidad frente a San Martín de Tucumán, donde jugó mal y se vio superado por un rival que fue concreto cuando atacó. Asimismo, el golpe de KO llegó en José Ingenieros, donde fue goleado por 3 a 0 con un rendimiento individual y colectivo muy bajo, que alarmó hasta al mismo entrenador.

Y en el cierre de un año difícil, de crecimiento para aprender de erres, Sarmiento se despidió de una manera gloriosa, ya que fue letal con las chances que tuvo en el arco rival y goleó 3 a 0 a Instituto en “El Cemento”, para la alegría de todos los fieles, fanáticos y sufridos simpatizantes que se acercaron siempre, pese a que el plantel, hasta el momento, no cumplió con la pautado en un principio que era ser protagonista en la zona alta de la tabla.

MÁS NOTICIAS

Más Leidas