Seguinos en
Binaria Seguros

Locales

Cuando la creatividad y la imaginación están por encima de todo

Las ganas de trabajar, de crecer, de salir delante de los emprendedores hacen que esta red crezca, mes a mes, a pasos agigantados.

Publicado

el

Red Emprender es una ONG que busca apoyar y acompañar a los nuevos emprendedores.
Ricardo De la Fuente, una de las personas a cargo de esta red, dijo a La Verdad que “proyectamos esta herramienta para darle una mano a los emprendedores y de golpe, nos hemos dado cuenta que estamos haciendo cambios muy profundos en la estructura productiva de Junín, a partir de lo que genera cada uno de los emprendedores con el crecimiento de su actividad.

En la red trabajamos con coordinadores, que se reúnen con grupo de emprendedores en un encuentro mensual. Allí se trabaja con una agenda y se logran cosas increíbles. Vale destacar el apoyo de Comercio e Industria, que nos cedió el lugar para trabajar, porque todo lo hacemos a pulmón. Lo que se está generando, está llegando a un nivel inimaginado.

La gente es creativa y eficiente y nos sorprendemos a diario. Los emprendedores textiles están haciendo cosas impresionantes y con un crecimiento fenomenal. Hay caminos que son distintos y tienen éxito, como el que han tomado estos emprendedores, pero hay que acompañarlos y apoyarlos como corresponde”.

Emprendedores textiles

No es fácil llevar adelante un proyecto propio, máxime si no se cuenta con el dinero y la guía necesaria.
“En la red, acompañamos mucho a los emprendedores textiles, los ayudamos a ser eficientes y a que sean cada vez mejores. Hay emprendedores como Mariana Cazeneuve, que es diseñadora, tiene muchas ganas de trabajar y se dedica a la ropa institucional, para clínicas, empresas. Tiene cualquier cantidad de trabajo. También hay otros creativos geniales, como Bianca Zanchetta, que fabrica prendas que tienen un proceso, en la fabricación de la tela, que no es contaminante, son telas ecológicas.

En febrero de 2017, soñaba con hacer sus primeras 14 prendas. Hoy, hizo más de 1.200. Esto hay que aprovechar, porque hay un sector del mercado en donde nunca va a entrar un producto chino y esto hay que aprovecharlo. Nombro estas chicas pero hay más gente de este rubro trabajando y a todos les está yendo fantástico”, relató.

Otras historias

Hay muchos otros rubros donde la gente se está desarrollando y capacitando y de la Fuente manifestó que “hay un matrimonio de Morse, Daniel y Daniela, que tenían el sueño de poner una ferretería y, al entrar en la red, se dieron cuenta que el negocio para su pueblo no era una ferretería sino un corralón de materiales para la construcción. Tímidamente, y con nuestro acompañamiento, comenzaron de a poco. Terminaron generando algo fantástico. Desde que está el corralón, hay más obra, antes tenían que pagar un flete desde Junín para llevar los materiales. Se reactivó el trabajo con mano de obra local”.

“Otro chico, fabrica boyas y ya mejoró la técnica, la matricería, los métodos de venta y ha crecido mucho. Paolo Agüero, fabrica cubre carter de aluminio y ha tenido un crecimiento fantástico y una calidad de trabajo genial. La creatividad de cada emprendedor es única. Yo fui un emprendedor y no tuve este apoyo, soy un sobreviviente. Yo comencé a trabajar a los veinte años y hubo personas que pudieron ayudarme, pero no era una ayuda estructural.  Muchos como yo, quedaron en el camino y hoy Junín podría tener muchas más empresas. Por eso con la red estamos buscando una matriz productiva distinta y buscamos seguir creciendo en 2018”, expresó el empresario.

Incubadora de emprendedores   

Se está avanzando con la Incubadora de emprendedores, que será un gran beneficio ya que los integrantes que la ocupen no tendrán que pagar alquiler.

De la Fuente expresó que “se alquiló una casa con ayuda de mucha gente, nada del gobierno, y allí trabajarán muchos emprendedores que no tienen un lugar cómodo para trabajar y los estamos impulsando para que crezcan. La Red Emprender está creciendo y estamos trabajando con excelentes coordinadores como Sergio Camano, Susana Benedetti, y otros, y necesitamos incorporar más. El trabajo es gratis y a veces se necesitaría algo de dinero para poder pagar. Igual seguimos cumpliendo sueños y generando. Hoy, la red ha generado más de cien puestos de trabajo y, a final de 2018, deberíamos, naturalmente, triplicar este número”.

“Un emprendedor se puede convertir en un empresario pyme, ese es el objetivo. Para eso los acompañamos. Hoy los ayudamos nosotros y mañana será al revés”, finalizó.

 La Verdad dialogó con la diseñadora, quien contó que “hace ya algunos años comencé a darme cuenta de que el mundo necesitaba un cambio y que somos nosotros los que debemos abrir los ojos. Por eso desarrollé una línea en mi marca de indumentaria orgánica, donde trabajo con textiles como algodón y caña de bambú, que lo hace es generar un menor impacto ambiental y lo que busca es crear conciencia dentro de los seres humanos".

“Hace un año que surge el proyecto de Pachakama porque quería desarrollar mi propia línea. Todo surge a raíz de querer trabajar con tejidos sustentables, que no tienen ningún tipo de químicos ni de fertilizantes y las tinturas que se utilizan son totalmente naturales. Acá en Argentina aún hay muy pocos productores textiles y cuesta conseguir lo que queres, que tiene que estar certificado. Trabajar con estos textiles me permite concientizar a la gente y cuidar al medio ambiente, que es lo que ahora se está buscando”, reveló.

Trabajar

Al ser difícil tener stock de los textiles sustentables, también trabaja con otro tipo de materiales.
Al respecto, Bianca manifestó “tengo que trabajar con otra línea también para  poder producir, porque yo tengo que vivir, vender lo que hago y mi empresa tiene que crecer. Es así que confecciono algunas prendas con textiles convencionales, con los cuales hago indumentaria de hombre y mujer, en algodón y con muy poco poliéster. Utilizo la serigrafía con tinta al agua, que es de bajo impacto ambiental. Hago remeras, pantalones y lo que tiene tejido de punto, como los joggins. Me costó mucho conseguir talleres para que me cosan, por suerte estoy con dos que trabajan muy bien, lo que pasa es que la producción no es tan grande y por eso muchos no me tomaban el trabajo. Trabajo talles del S al XL y son muy amplios. Por el  momento, la venta se hace solo por Facebook y por allí me pueden contactar”.

"Aprender en Red"

El programa “Aprender en Red” se propone brindar capacitación y acompañamiento a los emprendedores, formando equipos de trabajo con intereses complementarios y no competitivos entre sí con fines de generar mayor sinergia y un agradable clima de laboral. Cada equipo tendrá un máximo de hasta 15 integrantes y cuenta con un coordinador quien se encarga de organizar las reuniones y definir los temas de interés que se van abordar en cada una. El programa consiste en llevar adelante reuniones mensuales entre emprendedores en días fijados y consensuados por los integrantes del grupo junto al coordinador del mismo. La participación no tiene ningún costo, solo el compromiso de asistir a las reuniones programadas.

MÁS NOTICIAS

Más Leidas