Crumble de manzana sin azúcar, un postre delicioso -
Seguinos en
Grupo LPF
Grupo LPF

Ocio

Crumble de manzana sin azúcar, un postre delicioso

Publicado

el

Empezar el día nunca ha sido sencillo, tampoco vivirlo y tampoco terminarlo. A veces nos sentimos tristes y sin esperanza, pero justo ese momento es el ideal para refugiarnos en algún postre, que nos encante. Porque la verdad es que las penas con postres, sí son menos. Pan no, porque ya nos lo quitaron por andar de poco saludables. Sin embargo, siempre hay opciones, aunque no lo creas, el chiste es que quieras obedecer tu nuevo régimen alimenticio.

Y es que la verdad ahora con el primer lugar en cuanto al índice de obesidad que tiene México, nos anima a no querer abandonar la dieta por más rico que se vea ése pan de muerto o ese chocolate con leche, los dulces o cualquier otra cosa. Y más cuando por alguna razón no podemos comer azúcar o no de la manera que acostumbrábamos con el fin de mejorar nuestra salud, porque cuando estamos en un nuevo régimen alimenticio para bajar de peso o porque nos diagnosticaron diabetes, pues hay que medir nuestro consumo.

Evitar el dulce es especialmente complejo al principio, pero después se vuelve tu estilo de vida y ves cómo otros malestares desaparecen de una forma u otra. Y la mejoría o resignación viene cuando empiezas a ver que bajar el consumo de azúcar tiene más beneficios, que añoranzas, sin embargo, hay días en los que sí se te antojan postres dulces, como los hervidos u horneados, tipo panqué o crumble.

¿Qué es un crumble?

Si eres nueva en esto, pensarás que no hay manera de que disfrutes un sabroso postre sin azúcar, porque esencialmente este último tiempo de la comida es famoso por ser dulce, pero por eso hemos venido nosotros a decirte que dejes el drama para otro momento, porque hay una gran cantidad de alternativas y para demostrártelo, hoy compartiremos contigo una sabrosa receta para que prepares un exquisito crumble de manzana sin azúcar.

El crumble de manzana es un tradicional postre inglés que nació gracias al racionamiento de la comida durante la Segunda Guerra Mundial. Es un pastel frutal, que se elabora con diferentes frutos que se recubren con una masa de harina, manteca (generalmente mantequilla) y azúcar. Todo ello se introduce en el horno y normalmente se suele servir como postre caliente acompañado de natillas, nata, helado o compotas de diferentes frutas.

Hay de diferentes sabores, como de frutos rojos, fresa o mango, pero el rey de todos es el de manzana, que con canela tiene una resultado fabuloso e increíble, que podrás comer sin remordimiento, pues como no tiene azúcar, esto lo hace más ligero y saludable para ti, que estás cuidando que esa figura regrese para poderla lucir en traje de baño en tus próximas vacaciones. Así que no lo pienses más y ¡Manos a la obra!

Ingredientes
4 – 5 manzanas fuji
70 gr. almendras crudas
2 -3 cucharadas de aceite de coco
40 gr. de harina de avena
40 gr. de copos de avena
70 gr. anacardos
6 + 3 dátiles
2 cucharaditas de mantequilla
Canela al gusto

¿Cómo se prepara?
Pela las manzanas y las cortáis en cuadraditos, evitando el corazón de la manzana y cualquier zona dura. Si vas a tardar mucho, añade unas gotitas de limón por encima para que no se oxide.
Pon una sartén al fuego con la mantequilla y, cuando esté fundida, añades la manzana troceada.
Añade tres dátiles sin hueso, jugosos (de ahí que no los hayamos puesto previamente en remojo) y cortado en trocitos pequeños.
Déjalos a fuego bajo, añade canela al gusto y ve removiendo hasta que veas que las manzanas están tiernas.
Pon en agua caliente 6 dátiles sin hueso, tapas y lo dejas 10 minutos.
Pon las almendras sin pelar en agua déjalas hervir durante un minuto. Escurres en seguida y ponlas en un trapo; aprietas cada almendra y verás que se pelan sin hacer ningún esfuerzo.
Mete en la picadora los dátiles, los anacardos y las almendras. Tritura hasta que obtengan el grosor que te guste
Añade los copos de avena, la harina de avena y el aceite de coco. Remueve para que quede todo bien integrado y se puedan formar grumos.
Pon el horno a precalentar a 180º.
Echa la manzana blandita sobre el fondo de la fuente de horno que hayas escogido, por encima echas la mezcla de crumble y lo metes al horno durante unos 20 minutos o hasta que esté dorado.
Sirve solito o con una bolita de helado light.

——————————————————-

También puede interesarte:

• Todo el Deporte en: La Deportiva

Escuchar las notas más importantes en: LT20 Radio Junin

• Escuchar LT20 Radio Junín en VIVO: Escuchar ahora

Suplemento OCIO

Más Leidas