Seguinos en
Binaria Seguros

Locales

CrossFit, entrenamiento exigente para una vida saludable

Si bien hasta hace algunos años no se conocía ni siquiera la palabra, hoy se ha convertido en una práctica que cada vez más personas realizan para llevar adelante una vida saludable y tener una condición física de alto rendimiento.

Publicado

el

Los especialistas aseguran que el CrossFit es un programa de acondicionamiento físico general, amplio e inclusivo, que tiene como objetivo el desarrollo de todas las capacidades físicas. La funcionalidad, la variedad y la intensidad son sus pilares. CrossFit reconoce diez capacidades físicas: fuerza, potencia, velocidad, coordinación, precisión, resistencia muscular, resistencia cardio respiratoria, flexibilidad, equilibrio y agilidad. Para muchos, no es una moda, ya que se plantea a esta disciplina como un cambio de paradigma. Una manera diferente de vivir basado sobre un círculo virtuoso de súper salud que incluye entrenamiento, nutrición y factores sociales.

Cada vez son más los que se suman a la práctica del CrossFit y es practicado tanto por hombres como por mujeres. Si bien hay distintos métodos, cada clase dura una hora y está compuesta por diferentes estadios, que van desde una entrada en calor, aplicación de las diferentes técnicas, entrenamiento del día y una última etapa de relax.

La frecuencia de esta disciplina, como todas, dependerá de la edad, el estado físico de la persona, si practica otros deportes o no, y limitaciones de otro tipo. Algunos especialistas recomiendan comenzar con dos prácticas por semana hasta conocer de qué se trata el entrenamiento y comenzar a “tomar ritmo”.

El CrossFit trabaja el cuerpo como si fuese una unidad sistémica, es decir, no se focaliza en una parte del cuerpo, es por eso que no se utilizan máquinas y sí se centra en movimientos funcionales. Quienes lo practican, corren, saltan, trepan, traccionan, empujan, lanzan y tiran. ¿Los resultados?, muchos aseguran que no se pueden medir, sí que en dos meses, quien lo practica nota cambios que en un gimnasio tradicional tardarían mucho tiempo más, inclusive, algunas características son propias del CrossFit, esto quiere decir, que hay resultados que se obtienen practicando esta disciplina y no otra.

En términos generales, una clase de esta disciplina cuenta de 4 etapas:

1-Calentamiento: el calentamiento es fundamental para evitar lesiones y conseguir que los músculos entren en calor de forma eficaz. Esto se puede realizar efectuando ejercicios cardiovasculares, como saltos con la comba, pequeñas carreras intensas, etc. También se pueden incluir trabajos de abdominales y algunas sentadillas.

2-Fuerza: en esta parte se realizan una serie de ejercicios de fuerza que necesitan una gran potencia en su ejecución. Son ejercicios muy controlados y más lentos de lo que llegará después.

3-Intensidad: Este es el momento de la sesión en la que se llega al esfuerzo máximo, se disminuye peso que se estaba utilizando para incrementar la capacidad pulmonar. Se trata de realizar una combinación entre fuerza, potencia aeróbica y resistencia.

4-La última etapa consiste en estiramientos y vuelta a la calma para volver al estado natural poco a poco. Estirar los músculos que se han trabajado durante el entrenamiento es fundamental para evitar lesiones.

Quienes lo practican aseguran que el CrossFit es un entrenamiento increíble para mantenerse en forma día a día. Esta disciplina hace que trabajen gran parte de los grupos musculares en cada una de sus sesiones de manera rápida y efectiva. Por esto, el entrenamiento es muy funcional con resultados visibles y rápidos.

Muchos lo utilizan como entrenamiento complementario de otras disciplinas deportivas. Por ejemplo, es una actividad física ideal para corredores. Por lo tanto, se puede decir, que este deporte es una disciplina deportiva muy completa que asegura un entrenamiento funcional práctico y eficaz.

Control permanente
Como toda actividad física exigente o de alto rendimiento, la práctica del CrossFit requiere de un control permanente de especialistas y una condición física apta para practicarlo.

La práctica de este deporte produce una elevación del ritmo cardíaco que permanece constante la mayor parte del tiempo de la ejercitación. Si bien como toda gimnasia el esquema se adapta a las necesidades y particularidades de cada persona, se requiere previamente una buena forma, condición y preparación física para realizarla. Es un entrenamiento, como dijimos anteriormente, de alta intensidad.

Es por eso que requiere, no solo una excelente condición física, sino además de un manejo de la técnica de ejecución muy depurada. Porque los movimientos son libres (no están dirigidos por máquinas convencionales), por lo tanto, si no se realizan con una correcta biomecánica de movimiento, pueden cometerse errores y, provocar lesiones.

Debido a mala ejecución, o baja condición física, se han registrado diferentes tipos de lesiones en la columna, en las articulaciones de miembros inferiores y superiores, y también lesiones musculares. Existen posibilidades de que se provoque rabdomiolisis, (un mecanismo de deterioro muscular) o necrosis de las células musculares, y pueden darse condiciones de esfuerzos extenuantes con poca hidratación.

Es imprescindible si se desea realizar esta actividad física -aunque también cualquier otra- practicarse un examen médico previo de salud y otro de nivel de aptitud o rendimiento físico.

MÁS NOTICIAS

Más Leidas