Critican la ley "de derecho de admisión" por permitir actos discriminatorios en boliches y espectáculos - La Verdad Online de Junín, Buenos Aires, Argentina
Seguinos en
Radio Junin
Radio Junin

Nacionales

Critican la ley «de derecho de admisión» por permitir actos discriminatorios en boliches y espectáculos

Funcionarios y abogados coincidieron en que la norma no posee un esquema de capacitaciones ni de sanciones para quienes controlan el ingreso a los establecimientos. Sólo 11 de las 24 jurisdicciones del país adhirieron a la ley.

Publicado

el

La ley nacional que regula «el derecho de admisión» en eventos y espectáculos «no establece un esquema de capacitaciones ni sanciones» al personal a cargo, coincidieron funcionarios y abogados, que denunciaron los actos discriminatorios que ocurren en los ingresos a los boliches, como el reciente de una joven trans en una discoteca porteña.

«La 26.370 es una norma que tiene problemas de actualización y de origen porque fue redactada de una manera que no favoreció la adhesión provincial porque es incompleta la regulación en materia de sanciones», dijo Orlando Pulvirenti, titular del Registro de Empresas y Trabajadores de Control de Admisión y Permanencia (Rencap) del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación.

El funcionario señaló que la ley «no posee un esquema de capacitación para los controladores, lo que la hace inaplicable» y señaló que solo 11 de las 24 jurisdicciones del país adhirieron a la norma sancionada el 7 de mayo de 2008, a través de la cual se creó el Rencap.

Uno de los distritos que no adhirió a esa ley es la ciudad de Buenos Aires, que de acuerdo a los registro del Rencap se ubica junto a la provincia de Buenos Aires como las jurisdicciones con más denuncias por actos de discriminación, violencia o incumplimiento de la normativa.

En territorio porteño se registraron 23 denuncias en 2018 y 12 en lo que va de 2019 mientras que en la provincia de Buenos Aires ascendieron a 13 en 2018 y a 20 este año.

El jueves 28 de noviembre el boliche «Rose in Rio», de la Costanera Norte, fue clausurado luego de que la joven trans Kiara Acosta, influencer, actriz y bailarina de 21 años, denunciara que uno de los hombres a cargo del control de admisión, a quién filmó con su celular, no le permitió ingresar debido a su vestimenta y apariencia física.

Un día después fue autorizado a reabrir sus puertas con el pago de una multa de 42.800 pesos por haber negado el acceso a Acosta, a quien debe resarcir con 20.000 pesos en concepto de «reparación de daño integral», según lo resuelto en un juicio abreviado por el titular del Juzgado 1 en lo Penal, Contravencional y de Faltas Rodolfo Ariza Clerici.

El magistrado le impuso una multa similar al propietario del local, ordenó a la discoteca colocar un cartel con la leyenda «Este local respeta la dignidad y diversidad de las personas» y le exigió «pedir disculpas en medios de prensa y redes sociales».

«Se cree que el derecho de admisión se trata de un ‘te paro en la puerta y no entras’, pero no te pueden negar el ingreso a un boliche o bar de forma irracional o por discriminación, como lo hizo Rose in Rio con Kiara», dijo la abogada de la joven trans Flavia Massenzio, de la Defensoría LGTBIQ de la Ciudad.

Más Leidas