Seguinos en
Binaria Seguros

Nacionales

Cristina Kirchner: “A mí nunca nadie me pagó nada por firmar un decreto”

La actual senadora nacional reclamó que el empresario Gabriel Romero, que hizo esa acusación, “diga a quién y cómo” le entregó sobornos, al tiempo que habló de un “evidente manejo extorsivo de la figura del ´arrepentido´”.

Publicado

el

La ex presidenta Cristina Kirchner rompió ayer el silencio y afirmó que a ella “nunca nadie” le “pagó nada por firmar un decreto” y reclamó que el empresario Gabriel Romero, que hizo esa acusación, “diga a quién y cómo” le entregó sobornos, al tiempo que habló de un “evidente manejo extorsivo de la figura del ´arrepentido´”.

El último jueves, el líder del grupo EMEPA, Romero, se sumó a la lista de empresarios y ex funcionarios que se acogieron a la figura del “arrepentido” y afirmó que pagó sobornos por 600 mil dólares al gobierno de Cristina Kirchner para que le extendiera por decreto la concesión del explotación de la Hidrovía del Río Paraná.

Tras un prolongado silencio respecto de la mega causa que investiga el supuesto pago de coimas por la obra pública a la gestión anterior, la actual senadora respondió a esa acusación y afirmó: “Sería muy interesante que el señor Romero indicara a quién y cómo le pagó, porque a mí nunca nadie me pagó nada por firmar ni éste ni ningún otro decreto”.

En una carta difundida a través de las redes sociales y de su página web, la ex presidenta sostuvo que, en un principio, había decidido “no hacer comentarios sobre remiseros ´arrepentidos´ que dicen” haberla “visto en pijama” ni sobre “ex funcionarios de cuarta línea” que no integraron su gobierno pero describen “excursiones casi turísticas” a su dormitorio.

De esta manera le restó importancia a las declaraciones de Oscar Centeno, ex chofer del ex funcionario Roberto Baratta, y del ex titular del Órgano de Control de Concesiones Viales (OCCOVI), Claudio Uberti, pero subrayó que tiene “la obligación” como ex presidenta de pronunciarse sobre lo dicho por Romero.

La ex mandataria recordó que la Ley de Emergencia Pública sancionada en 2002 autorizó al Poder Ejecutivo a “renegociar los contratos de obras y servicios públicos concesionados” y que uno de ellos era el de la empresa Hidrovía S.A, de Romero, cuya concesión fue aprobada en 1995.

Según explicó, en 2003 el entonces presidente Néstor Kirchner creó la Unidad de Renegociación y Análisis de Contratos de Servicios Públicos (UNIREN), que tenía como función “hacer operativas las renegociaciones ordenadas” y que esa unidad firmó en 2007 con Hidrovía una Carta de Entendimiento para lograr la renegociación de la concesión.

MÁS NOTICIAS

Más Leidas