Plan de continuidad pedagógica en las cárceles -
Seguinos en
Radio Junín
Radio Junín

Provinciales

Plan de continuidad pedagógica en las cárceles

Todas las escuelas cárceles de la provincia recibieron los cuadernillos del programa “Seguimos Educando”: llegan a 14.000 alumnos en contexto de encierro.

Publicado

el

Las escuelas de los niveles primario y secundario que funcionan en las cárceles bonaerenses ya recibieron dos cuadernillos del programa “Seguimos Educando”, y en los próximos días se distribuirá el tercero, en una iniciativa que garantiza la continuidad educativa para más de 14.000 alumnos en contexto de encierro.

Se trata de una iniciativa que busca mitigar el impacto de la suspensión de la presencia de los docentes en los penales por la crisis sanitaria ocasionada por la pandemia del Coronavirus, la que es impulsada por el Ministerio de Educación de la Nación y que en la provincia de Buenos Aires se coordinan a través de dos carteras; el ministerio de Justicia y Derechos Humanos y la Dirección General de Cultura y Educación.

Los cuadernos se distribuyeron en todos los penales de la provincia y sirven como complemento a las tareas específicas diagramadas por los docentes.

Bajo el lema #LaEducaciónNosUne las publicaciones tienen contenidos de Lengua, Matemática, Ciencias Sociales, Ciencias Naturales, Educación Física y Artística y Música, con propuestas diarias teóricas y prácticas en el nivel primario y secundario.

Los cuadernillos cuentan además con consejos de bioseguridad para prevenir el ingreso del coronavirus en las cárceles.

Las impresiones llegaron a las celdas y pabellones a través de la Subdirección General de Educación, que depende de la Dirección General de Asistencia y Tratamiento del Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB).

LA ENTREGA

Mediante los citados cuadernillos, el coordinador educativo de cada cárcel o alcaidía distribuyó el nuevo material pedagógico a los tutores educativos de cada pabellón, responsables de la entrega a cada uno de los alumnos.

Sin bien estos materiales educativos no reemplazan a la escuela, a las clases ni a los docentes, constituyen un canal para mantenerse en contacto con el conocimiento, las tareas y el aprendizaje.

El material fue entregado a lo largo de diversas reuniones con pequeños grupos de internos con el fin de respetar las recomendaciones sanitarias de los organismos internacionales de salud para evitar la expansión del coronavirus. Durante los encuentros se les explicó a los estudiantes cuáles son los cambios y desafíos que establece esta modalidad de estudios.

Se busca de esa manera que los alumnos puedan completar las clases presentadas en los cuadernillos, utilizando las guías de estudio y la biblioteca con la que cuenta cada establecimiento carcelario.

Los privados de la libertad devuelven a los docentes las tareas resueltas para su corrección, manteniendo de esta manera una comunicación fluida en el marco de las cursadas no presenciales.

De acuerdo a un informe elaborado por la Dirección de Educación del SPB, se brindaron detalles de los cuadernillos repartidos en los doce complejos penitenciarios de la provincia de Buenos Aires: Olmos (1400), La Plata (1900), Florencio Varela (1600), Sur (500), San Martín (1100), Conurbano (800), Campana (1100), Centro Sur (1300), Norte (1600), Magdalena (1300), Este (900) y Centro Norte (900).

Cabe destacar que se trata de 7000 cuadernillos del nivel primario y 7400 del secundario de cada uno de los fascículos.

En tanto, el director provincial de Políticas de Inclusión, que depende de la Subsecretaría de Política Penitenciaria del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos, Marcelo Iafolla, explicó que se van a distribuir también cuadernos diagramados por la Rama de Adultos de la Dirección General de Cultura y Educación en tres niveles: para los alumnos de la Primaria, de la Secundaria, y para los no matriculados, para así abarcar a la totalidad de las personas privadas de la libertad en el ámbito de las cárceles y alcaidías de la Provincia.

Estos cuadernos formarán parte del ciclo oficial de educación 2020 y serán evaluados por los docentes un mes después de la entrega, y todo se enmarca en el objetivo de la inclusión educativa y laboral de las personas privadas de la libertad”, indicó Iafolla.

Vea

Más Leidas