Seguinos en
Radio Junin
Radio Junin

AMB

Continúa la regulación de vehículos eléctricos

El Ministerio de Transporte incluyó a la movilidad sostenible en la Ley Nacional de transporte.

Publicado

el

La normativa vigente ahora contempla a motos eléctricas, bicicletas con asistencia al pedaleo mediante motor eléctrico y nuevas categorías de autos livianos dentro de los cuales entran autos eléctricos.

Mediante el Decreto 32/2018 los vehículos eléctricos están encuadrados dentro de la normativa vigente de Argentina. La motivación para la emisión del Decreto surge de la necesidad de actualización del compendio reglamentario debido a los últimos avances tecnológicos y productivos.

Con esta modificación a la Ley, un fabricante puede hacer un vehículo eléctrico y certificarlo; y, a partir de ahí, un comerciante puede realizar la venta para su circulación por el territorio nacional de acuerdo a la Ley.

Hay muchos temas que se detallan en los anexos que se emitieron con este decreto que interesan a los empresarios del sector de renovables. El impacto será positivo.
La experiencia hasta el momento indica que cuanto más chico es el automóvil, mejor es la relación entre precio, potencia y consumo, haciéndolo más sostenible; esto motivaría a que se decida invertir en movilidad eléctrica.

Muchas empresas estaban esperando este momento para avanzar en el mercado, por ejemplo con la moto eléctrica. En la categoría de motocicletas, la actualización sobre la que se avanzó fue definir la motocicleta de dos o tres ruedas de hasta 50cc de cilindrada o con un motor eléctrico cuya potencia máxima continua nominal no supere los 4 kW, y que no excedan, en ambos supuestos, los 50 km/h de velocidad. Esta clasificación permite que la moto eléctrica pueda ser homologada, patentada y conducida, siempre y cuando, en el último caso, el conductor cuente con un registro de conducir que tenga el permiso para circular con una moto de equivalente cantidad centímetros cúbicos a la determinada potencia que tiene la nueva motocicleta eléctrica.

En el caso de las bicicletas con asistencia al pedaleo se definieron 3 conceptos claves. El primero de ellos es que en estos vehículos la velocidad máxima está determinada en 25km/h, el segundo es que la potencia nominal continua no puede ser mayor a 500 wats (W) y que el sistema de pedaleo es aquel conocido como EPAC, por sus siglas del inglés “electric pedal assist cycle”, en el que el motor eléctrico es auxiliar, siendo el esfuerzo de quien lo utiliza el modo de propulsión principal, de modo tal que no se permitiría la certificación de bicicletas con otros sistemas como los que tienen cuatriciclos o motos de agua.

Con respecto a los autos se sumaron medidas de seguridad y ensayos para certificaciones previas, necesarias para concretar las homologaciones debidas, tanto para autos livianos como los de categorías más grandes.

MÁS NOTICIAS

Más Leidas