Seguinos en
Radio Junin
Radio Junin

Soy

Consejos útiles para elegir unos zapatos cómodos

Unos buenos zapatos son imprescindibles para la salud de nuestros pies. ¡Te contamos cómo elegir los más cómodos!

Publicado

el

Los pies son la base de nuestro cuerpo y soportan nuestro peso durante todo el día. Por ello, los zapatos, además de ser uno de nuestros accesorios preferidos, son la clave para la salud de nuestros pies, pero, ¿sabemos realmente cómo deben ser nuestros zapatos?

Antes de nada, tenemos que saber que, siempre, siempre, debemos escoger unos zapatos cómodos ya que, si elegimos un calzado adecuado para nuestro pie, evitaremos futuras enfermedades articulares y otras patologías podológicas. Pero… sabemos lo que estás pensando y estás muy equivocada, unos zapatos cómodos no son sinónimo de zapatos ortopédicos o feos. Actualmente, las tendencias y la moda se adaptan a nuestros gustos y necesidades y son capaces de combinar calidad, confort y estilo, existiendo opciones de zapatos cómodos y bonitos. Pero, para que no tengas problema a la hora de escoger unos zapatos, te contamos todo lo que necesitas saber. ¡Atenta!

1. Tener en cuenta el uso que les vas a dar a tus zapatos
Existen una infinidad de opciones de zapatos adecuados a todo tipo de actividades, por lo que tendrás que tener en cuenta cuándo, dónde y para qué vas a usar tus zapatos. Aquí te dejamos algunos de los ejemplos de las actividades más comunes para que te sirvan de inspiración en tu próxima elección:

* Zapatos deportivos: cada actividad deportiva cuenta con su calzado especializado. Por ejemplo, si haces running, te interesa comprarte unas zapatillas especiales para correr, o si eres más de fútbol o tenis, tendrás que escoger diseños aptos para este deporte. No obstante, en cualquier caso deben sujetar el pie en su totalidad y contar con una transpiración y suela adecuada.

* Actividades al aire libre: si practicas actividades al aire libre en climas calurosos como la playa o el mar, tendrás que escoger unos zapatos ligeros de peso y con suela antideslizante, como por ejemplo unas cangrejeras. Si por el contrario, necesitas calzado para actividades al aire libre en climas más fríos, busca calzado con suela antideslizante, preferiblemente botas que sean lo suficientemente grandes para que puedas abrigar tu pie.

* Zapatos para el día a día: si necesitas calzado para tu rutina diaria, nuestra recomendación es que escojas un zapato cómodo, ya que te acompañará durante toda tu jornada, pero que sea formal. Un buen zapatos cómodo para poder ir a la oficina quedará ideal con tu outfit. ¿Qué tal unas zapatillas con plataforma? ¡Irás a la última!

* Zapatos de vestir: si tienes algún evento especial, probablemente te fijes más en la estética del zapato y, aunque tenemos que admitir que es un aspecto muy importante, la comodidad también lo es… ¿O sino cómo vas a aguantar toda la noche bailando? Aunque cueste creerlo, existen líneas de calzado en la que comodidad y diseño van de la mano.

2. Materiales de calidad
Los materiales externos del zapato no son tan importantes para el confort de nuestro pie, aunque nunca está de más… Sin embargo, unos materiales de calidad en la suela y en el interior del zapato son imprescindibles para nuestro confort, especialmente si tienes unos pies delicados.
Para ello, te recomendamos que la suela del zapato sea preferiblemente de goma, ya que el zapato tendrá una mayor adherencia sobre el suelo. En cuanto al interior del calzado, si quieres que tu pie esté cómodo y evitar sudores y malos olores, nuestro consejo es que optes por materiales como la piel. A día de hoy, hay firmas que saben compaginar estos materiales de calidad sin perder el gusto y la estética en sus diseños.

3. ¡Haz una buena inversión!
Como dice el refrán, lo barato sale caro, es por ello que el precio no debe ser una regla a la hora de elegir unos zapatos. A la larga, te será más rentable haber invertido un poco más de dinero pero tener unos zapatos de calidad, cómodos y que te duren más tiempo.

4. Mide tus pies y escoge la talla correcta
En primer lugar, para probarte unos zapatos debes saber cuáles son las medidas de tu pie, si son más anchos de los normal, cuánto miden de largo… Así podrás saber cuál es el tipo de calzado que más se ajusta a tus pies.
Por ello, procura:
– Que el zapato no nos quede demasiado ajustado.
– Que no nos quede holgado, ya que puede provocar roces y otras heridas.
– Una buena medida para comprobar que el zapato es ideal para ti, es metiendo un dedo entre el talón y el zapato. Si cabe, ¡es perfecto!
– Comprueba que el dedo gordo no roce el extremo del zapato.

5. Pruébatelos bien
Antes de comprar unos zapatos, pruébatelos bien y asegúrate de que el calzado se adapta a la forma de tus pies. ¿Cuál es la mejor forma? Pruébatelos sin prisa y camina durante unos minutos con ellos, de esta forma comprobarás que son cómodos y no te hacen daño. Si hablamos de sandalias de tacón, comprueba que ninguna costura o tira te aprieta y que el tacón no es excesivamente alto. Si por ejemplo es un zapato cerrado asegúrate de que no te haga daño en el empeine.

MÁS NOTICIAS

Más Leidas