Seguinos en
Binaria Seguros

Provinciales

Conflicto docente: la negociación se complejiza a dos meses del inicio de clases

El último encuentro entre las partes fue el pasado 20 de abril (hace más de 15 días). Allí, los gremios rechazaron un incremento semestral del 10%, divido en tres tramos (un 5% retroactivo a enero; 3% en abril y 2% en junio), oferta que consideraron “inferior” a la anterior.

Publicado

el

A dos meses del inicio de las clases, la negociación entre los gremios docentes y el Gobierno bonaerense permanece estancada. Es que, sin perspectivas de acuerdo y con el alza del dólar de la semana pasada (que llegó a tocar los 23 pesos), el “tironeo” entre las partes por el incremento del salario para este a año parece complejizarse.

Macro Crédito al Instante

Sin fecha para una nueva convocatoria, según pudo averiguar DIB, y tras la entrega del petitorio del Frente de Unidad Docente Bonaerense (FUDB) -Suteba, FEB, Udocba, AMET y Sadop- a la gobernadora María Eugenia Vidal la semana pasada, los próximos días podrían ser clave en el conflicto docente.

En el escrito que hicieron llegar a Gobernación, los sindicatos advirtieron que la negociación estaba “estancada” y exigieron tener “diálogo directo” con Vidal. Ese reclamo surgió antes de la corrida al dólar, situación que pone en jaque el 15% que busca imponer el Gobierno para los aumentos.

“La única meta que cumplen es bajarles el salario a los trabajadores y meterle la mano en el bolsillo a los jubilados y a la clase media. Suben el dólar, las tarifas, los precios y las tasas de interés”, apuntó el secretario general de Suteba, Roberto Baradel, a través de las redes sociales. Y se preguntó: “¿Todavía queda alguien que piense que podemos aceptar una paritaria del 15%?”.

El último encuentro entre las partes fue el pasado 20 de abril (hace más de 15 días). Allí, los gremios rechazaron un incremento semestral del 10%, divido en tres tramos (un 5% retroactivo a enero; 3% en abril y 2% en junio), oferta que consideraron “inferior” a la anterior.

Pero el porcentaje no es el único punto de discordia entre las partes. Los sindicatos reclaman la inclusión de una cláusula gatillo (un sistema que ajusta automáticamente el salario a la inflación cuando esta supera el incremento), mientras el Ejecutivo busca imponer una metodología de revisión.

Así las cosas, con el dólar volátil y en alza (y el traslado que esto tendría en las góndolas), si esta semana se concreta una nueva reunión entre las partes, los docentes tendrán una nueva carta para jugar a la hora de plantear sus exigencias.

Haciendo Obras 1

Más Leidas