Seguinos en
Binaria Seguros

Locales

Con la presencia de Julio Aro, se homenajeó a las madres de los soldados caídos en Malvinas

El reconocimiento se dio en el marco de la identificación del soldado Mario Ramón Luna.

Publicado

el

En la Unidad Penitenciaria N° 13 se realizó un homenaje a las madres de los soldados caídos en la Guerra de Malvinas. El reconocimiento tuvo lugar en el predio de la institución en el marco del día de la identificación del soldado 101, Mario Ramón Luna.

Luna, caído en Malvinas el 28 de mayo del año 1982 dando batalla al comando británico, tenía 18 años de edad y era oriundo de Santiago del Estero.
Por esta razón, se recibió en la UP13 al Jefe de Complejo Zona Norte, Roberto Arancibia, y al ex combatiente de la guerra de las Malvinas, Julio Aro, quien, además, se encuentra como director de la investigación de identificación de los caídos en Malvinas, por lo que hoy lo posiciona como nominado para el Premio Nobel de la Paz.

Aro arribó acompañado por el secretario general de SMATA Seccional Junín, Carlos Rodríguez, quien se encuentra colaborando con la fundación “No me olvides”, con base en Mar del Plata, creada y presidida por Aro y padres de soldados que fueron parte de la guerra.

La jornada de intercambio fue organizada por el Jefe de Asistencia y Tratamiento, Miguel Santillán, y la coordinadora de Educación y Cultura, Fany Flores, con internos referentes de todos los pabellones.

En el encuentro se interactuó en pos de la superación personal y conflictiva ante la sociedad, intercalando vivencias de los ex combatientes desde los comienzos de la guerra hasta la fecha.

El mural
A su vez, la Jefatura de Unidad, a cargo del director Víctor Martínez, junto a su personal y los detenidos, sorprendieron a Aro con la noticia de que la Escuela de Cerámica “Xul Solar”, con extensión en la institución carcelaria, será la encargada de elaborar con el mural que dará reconocimiento a las madres de los ex combatientes caídos en Malvinas.

El proyecto se basa sobre la lucha de las madres y los soldados durante la guerra y se trabajará sobre un mural rompecabezas en la que una pieza, realizada en terracota, la llevará Julio Aro a la Fundación “No me olvides” hasta el día en que se reconozcan a todos los caídos. Cuando esto ocurra, se traerá la pieza y se completará nuevamente el rompecabezas para hacer homenaje a la lucha de los combatientes y sus progenitoras.

Para finalizar, se hizo entrega de 75 mochilas y 40 bolsas de jardín para la fundación, que serán destinadas a los jardines y colegios carenciados de la Provincia.

Aro se mostró muy agradecido por la invitación y dijo que “me gusta mucho ayudar y creo que, de alguna manera, lo vivido puede enseñar a superar miedos, traumas e inseguridades que te bloquean para seguir avanzando. Vine porque me llena de alegría y me voy repleto de amor y virtudes que no me esperaba. En nombre de las madres les doy las gracias, es la primera vez que se las reconoce en la historia y realmente se merecen el reconocimiento por haber entregado lo más preciado y tener que tener el valor de poder identificarlo después de la guerra, realmente merecen ser homenajeadas”.

MÁS NOTICIAS

Más Leidas