¿Cómo funcionan los cambios de las bicicletas? -
Seguinos en
Radio Junín
Radio Junín

AMB

¿Cómo funcionan los cambios de las bicicletas?

En caso de ser utilizados correctamente, estaremos alargando la vida útil de la bici.

Publicado

el

Los cambios llegaron para quedarse y la mayoría de las bicicletas, hoy cuentan con este elemento importante.
Si aprendemos cómo usar los cambios en la bicicleta, no solo estaremos alargando la vida útil de la bici y haciendo frente al mantenimiento de la cadena, sino que nuestras articulaciones, en concreto las rodillas, nos lo agradecerán. Conozcamos de antemano un poco de teoría para utilizar los cambios de nuestra bicicleta debidamente.

¿Qué son las velocidades de la bicicleta?
Son el resultado de la combinación de los cambios o marchas de nuestra bici. Se utilizan para regular la cadencia de nuestras pedaladas, o lo que es lo mismo, el ritmo con el que avanzamos rodando las ruedas. Si tienes una bicicleta de paseo o una bicicleta urbana, lo habitual es que tengas una cadencia de entre 60 y 80 rpm, una aproximación de una pedalada por segundo.

¿Qué tipos de cambios hay en las bicicletas?
Pueden darse dos tipos de cambios o marchas en las bicicletas:

-Cambios de fricción
El propio ciclista tiene que regular los cambios de la bicicleta a medida que pedalea sobre ella. Es él o ella quien decide y elige las combinaciones de piñón y plato.
-Cambios de indexación
La bicicleta tiene predeterminadas unas posiciones fijas que corresponden con un plato. Por tanto el movimiento de cambio es mecánico.

¿Cómo usar los cambios de la bicicleta correctamente?
Como podés observar en la imagen, tenemos el piñón y el plato de la bicicleta unidos por la cadena. De forma general, cuanto más pequeño sea el piñón y más grande sea el plato, el movimiento de pedaleo será más suave.

Consejos: ¿cómo cambiar las marchas de la bicicleta?
1-No combines el piñón grande con plato grande ni el piñón pequeño con el plato pequeño, ¿por qué? Porque la cadena se cruza y puede llegar a estropearse, provocando desgaste y haciendo que los movimientos sean llevados al extremo y forzados.
2-No arranques en una velocidad alta para no tener que forzar la bicicleta ni las rodillas. Aprende a arrancar la bicicleta en velocidad baja para poder ir acelerando poco a poco. En la ciudad, las bicicletas urbanas más comunes son las de 21 velocidades en las que se suelen utilizar las marchas de bicicleta intermedias.
3-Anticípate al terreno en el que vas a pasear con tu bicicleta, de este modo, podrás ir realizando el cambio de marchas antes.
4-Rebaja la fuerza que ejerces sobre los pedales cuando realices el cambio de marchas en la bicicleta para no forzarlas.
5-Para cambiar las marchas hazlo de una en una.
6-Cambia las marchas despacio, de lo contrario, podría salirse la cadena de la bici.
7-¿Y si se ha soltado mi cadena? Puedes bajar de la bicicleta y mover los pedales hacia atrás ayudándote con las manos y encajándola con suavidad de nuevo.

En conclusión, el manejo de las velocidades o cambio de marchas de la bicicleta puede resultar intimidante, pero en realidad, con estos pequeños consejos y un poco de práctica, el éxito de tu travesía en bici está asegurado.

Suplemento AMB
Todo Chevrolet

Más Leidas