Seguinos en
Binaria Seguros

Locales

Colocaron una baldosa en la puerta de PAMI en homenaje a Antonio Lemaggio

La Multisectorial llevó a cabo ayer la marcha número 50 en la plaza principal.

Publicado

el

Por Redacción La Verdad

Los integrantes de la Multisectorial de Jubilados y Pensionados colocaron ayer una placa en homenaje a Antonio Lemaggio, quien en vida fuera el presidente de la Mesa Coordinadora de Jubilados.

Luego, hicieron la tradicional marcha alrededor de la plaza 25 de Mayo, la número 50.

Heriberto Hernández, integrante de la Multisectorial, dialogó con La Verdad y dijo que “La Multisectorial es un bien de identidad pública con el fundamento de defender los derechos de los jubilados. Hoy le rendimos un homenaje a Antonio Lemaggio, quien fuera un inclaudicable luchador por los derechos de los jubilados y los problemas sociales. Él trabajó en La Fraternidad y luchó mucho por estar mejor, por tener mejor calidad de vida. Estuvo también en el Club Ambos Mundos y les preparaba de su bolsillo la merienda a los chicos”.

Luego, manifestó que “esta Multisectorial va a quedar en la historia, hay otros que la van a seguir y estamos siempre en la lucha por recuperar los derechos perdidos. Ahora vamos por el 0800 exclusivo para los jubilados de PAMI en el hospital, nos hemos reunidos muchas veces, firmamos los petitorios y todavía no hemos conseguido nada. También pedimos uno para la emergencia domiciliaria”.

“En cuanto a los médicos especialistas por PAMI todo sigue igual. Hemos hablado con varios de ellos y nos han manifestado que quieren atender pero dicen Pami no está dispuesto a pagarles. En el medio de todo esto, estamos los jubilados y eso no debería ser así porque tenemos la obra social más rica del mundo”, finalizó.

Un idealista

Graciela Lemaggio, hija de Antonio, estuvo presente durante el homenaje.

Dijo a La Verdad, “mi padre trabajó en La Fraternidad y era maquinista. Fue colaborador del Club Ambos Mundos y muchas veces les hizo la merienda a los chicos más necesitados. Él era así, era su forma, siempre fue pobre y se manejó en bicicleta. Luchó y nunca recibió nada. Una vez quedó cesante, fue preso y mi madre y mi abuela sostenían la casa en donde vivíamos con mi hermano”.

“Junto a Dante Balestro, lucharon mucho por el pago de las horas extras y recuerdo que hacían huelga. Si la huelga empezaba a las 12 de la noche y te agarraba con el tren en el medio de campo, ahí se paraba y había que esperar. Este reconocimiento es importante, porque mi padre hizo algo que trascendió y hoy otros lo siguen”, remarcó.

MÁS NOTICIAS

Más Leidas