Seguinos en
LT20 Radio Junín

Locales

Claudio Rocoma, en modo polifacético

Nacido en Baigorrita, estudió en Buenos Aires y hoy en día es médico, abogado, cantante, escritor, pintor, músico y hasta incursionó en la política.

Publicado

el

Claudio Rocoma nació en Baigorrita hace 52 años. Desde muy joven y con su abuela Nélida de sostén, pudo terminar sus estudios y sin grandes posibilidades económicas, decidió irse a Buenos Aires. Del pueblo a la gran ciudad, sin escalas. Toda una aventura que, con el paso del tiempo, abrió miles de puertas y caminos. Hoy en día, Rocoma es médico, abogado, cantante, escritor, pintor, músico y hasta incursionó en la política.
Polifacético por donde se lo mire, tiene muy en claro el trayecto recorrido y hacia donde sea ir. En la actualidad vive con su señora Claudia Silvia y tiene tres hijos (Carolina, Facundo y Candela) y dos hermanos que no viven en Junín, Fernando en Canadá y Marisa en Capital Federal.
En diálogo con Grupo La Verdad contó sus inicios. “la primaria la hice en la Escuela N° 9 y el secundario en el Instituto en Nuestra Señora de la Guardia. Lo que quería era estudiar, lo que sucedió es que no tenía posibilidades económicas. Terminé quinto año y luego me fui a estudiar a Buenos Aires. Fui a remarla porque tenía en claro lo que quería. En toda decisión hay un poco de locura, no somos racionales en aquellos actos que tomamos y hay cosas que tienen los seres humanos.

Estudié Técnico Radiólogo, en aquel momento eran dos años, ahora son tres. Trabajé en el Casa Cuna y con la doctora Mondino en el centro infantojuvenil. La radiología pediátrica es particular, porque a nadie le gustaba hacerlo y a mí me encantaba. Luego mudé a Clínica Basterrica”.

Abogacía
“Siempre tuve ciertas inquietudes en filosofía e historia. Cuando hacés una carrera humanística que requiere el 100% de tu atención, se enfrancás demasiado. Quería también explorar otras cosas. Empecé abogacía para ver qué pasaba y me enganché”.

Músico, cantante y escritor
“Canto desde siempre, desde jóvenes en el colegio. Serú Giran, Vox dei, Spinetta. Charly es para resignificar todo el tiempo. Cantaba entre amigos, siempre me gustó la poesía, es algo que me gusta. El arte es sugestivo; también pinto.
Hace poco, por cada distrito de la Caja de Médicos se eligen dos obras, pasé la primera selección y en la segunda selección había otra premiación. Quedé en la primera mención especial con el “Alquimista del Futuro”. Era una tela que había pintado y por ahí no le daba esa jerarquía.
Con la música pasó algo similar, escribía para mí y lo dejé. El tango permite ser más directo, usar un lenguaje lunfardo, entre otros valores. Te permite contar una historia. Lo que uno busca es despertar cierta conciencia en la gente joven con el tango.
Tengo un par de sambas, tengo más de 50 temas registrados en Sadaic y el resto está registrado en el derecho de autor.
El tema ´Carnet´ de jubilado es un tema muy loco. Tiene que ver con la historia de un jubilado muy particular, que lo hice sobre un paciente pero sin darme cuenta en ese momento. Fue lo que me motivó”.
“En el 2008 escribí un libro de fútbol. Fútbol, el entrenamiento virtual. El entrenamiento físico por un lado y otro el virtual”, recordó.

Política
“Fui director del Hospital de General Viamonte. Bartoletti me convoca y armamos dos o tres programas que resultaron muy interesantes. Hicimos un plan que se llama “Sonrisas” que dio muy buenos resultados. Fui concejal con Sergio Massa y el Frente Renovador. Me gusta la política, pero por el momento estoy retirado, viendo algunas cosas que no me gustan del país. No podría estar de acuerdo en cómo está hoy el trabajador. Hace falta un gran pacto económico, político y social. Y siempre digo que no robar, no ser alcahuete y ser agradecido”.

Cambios de clima
En una parte de la entrevista, Rocoma tocó un tema importante, sobre todo en épocas de verano, que es el cambio de clima que afecta a niños y adultos mayores.
Al respecto, informó que “es uno de los temas más importantes que cada vez cobran más relevancia, debido a los cambios climáticos a nivel mundial. Argentina es un país que ya tiene climas subtropicales. Si bien el golpe de calor tiene que ver con un incremento del 20% por encima del promedio, hemos tenido días que superaron los 38 o 39 grados. Los dos grupos más vulnerables son los niños hasta cinco años y los adultos mayores por encima de los 65 y 70 años. Sobre todo a los adultos, el organismo no puede regular su temperatura y necesitamos mantener una temperatura interna. El ser humano puede regular esa temperatura por la sudoración y por el vapor de agua cuando respiramos. Si tenemos una exposición prolongada al sol, en algún momento se puede agotar ese mecanismo de regulación sino reponemos agua”.

Golpe de calor
“En realidad se lo divide en golpe de calor activo y pasivo. Es una deshidratación aguda y hace perder el control de regulación. A veces se producen cuadros febriles, y generan dolores de cabeza, temperaturas en la axila de 38 grados, entre otros síntomas. Entre las 10 de la mañana y las 4 de la tarde es el horario más peligroso. Trabajar en un gimnasio sin ventilador, se puede generar un cuadro similar. A los adultos mayores les cuesta más”.

Prevención
“Tenemos que hacer todo lo que tiene que hacer para bajar la temperatura del cuerpo. Ropa liviana y de algodón, hidratarse bien, permanecer en ambientes frescos, con ventilador o aire. Tratar de reducir la actividad física en esos horarios críticos. Con el sudor no solo se pierde agua, se pierde sodio, potasio, cloro, entre otros puntos. No ofrecer bebidas calientes, tampoco congeladas en el extremo. En los chicos, bañarlos con más frecuencia y proponerles juegos tranquilos en esos horarios”.

MÁS NOTICIAS

Más Leidas