Seguinos en
Binaria Seguros

Locales

Charla del INTA sobre la cosecha gruesa

Se evacuaron dudas sobre el tratamiento de los granos y sus posibles consecuencias luego de la post cosecha.

Publicado

el

Debido a las inclemencias del tiempo, con la lluvia y la humedad, el Gobierno de Junín convocó a técnicos del INTA para charlar con los productores, gente de planta de acopio y profesionales sobre cómo afecta este clima a los granos de soja. Por tal motivo, se evacuaron dudas sobre el tratamiento de los granos y sus posibles consecuencias luego de la post cosecha.

Macro Recargas

Tras el encuentro, el subsecretario de Producción del Gobierno de Junín, Daniel Coria, afirmó: “Es muy bueno que el INTA haya venido y respondido tan rápidamente ante la situación tan complicada que estamos viviendo en esta zona por el fenómeno climático de humedad y temperatura. El mismo duró 20 días y perjudicó la calidad del grano de soja. Es una inquietud que tenía el productor y es muy bueno que hayan venido los técnicos del INTA para despejar algunas dudas de la cosecha y post cosecha”.

“El intendente, Pablo Petrecca, siempre nos pide que estemos cerca de los productores y por eso se hizo el encuentro con ellos para ver cómo estaban y cuál es la real dimensión. Vamos a elevar todas las cuestiones tanto al Ministerio de Agroindustria de Nación como al de Provincia”, agregó.

Por su parte, el capacitador Rubén Roskopf, del INTA, manifestó: “Hubo productores, gente de plantas de acopio, profesionales y pudimos responder a las demandas que nos solicitaban. El tema principal es la pérdida de calidad del grano de soja en esta campaña, que se presentó con alta lluvia y humedad. Esto provocó un alto porcentaje de grano dañado y luego como será el destino de ese grano y la post cosecha. Se abordaron algunos conceptos teóricos de cómo manejar la cosecha con esa calidad y la recomendación número uno es secar el grano, bajar la humedad para que el hongo no se siga desarrollando y enfriar ese grano por refrigeración artificial”.

“Para los que querían colocarlo en silo bolsas es más complicado y la recomendación es que, si tenemos alto porcentaje de grano dañado y alta humedad, lo mejor es planificar el embolsado como algo temporario. No hay que excederse, no más de 3 o 4 semanas por esta situación, hasta que se pueda acomodar con un acopio de cereales. Si el grano de soja tiene algo menos de humedad (15 o 16 %) y aprovechando los días de invierno, eso hace que baje la temperatura del grano y nos podamos extender en el período de almacenamiento en los silo bolsas por 2 o 3 meses más. La herramienta fundamental será el monitoreo permanente durante 35 o 40 días, ver el estado del grano cuando vamos a embolsar a través de escaladas o hacerlo en el campo mismo a través del método de ‘visteo’. Y, si no, tomar muestras y llevarlo al laboratorio para saber qué hacer con ese grano”, finalizó Roskopf.

Haciendo Obras 2

Más Leidas