Seguinos en
Binaria Seguros

Nacionales

CFK cuestionó el secuestro de sus cuadros ordenado por Bonadio

Publicado

el

La expresidenta de la Nación, Cristina Fernández, cuestionó hoy el operativo realizado en una de sus propiedades, donde la Policía Federal retiró una treintena de cuadros por orden del juez federal Claudio Bonadio en el marco de la causa denominada “Cuadernos de la corrupción”.

En su cuenta de Twitter, la senadora nacional cargó contra el diario Clarín por la publicación de una foto del operativo, y sostuvo que con ello se busca “tapar” los aumentos de servicios anunciados por el Gobierno. En tanto, el abogado de CFK, Carlos Beraldi, dijo que la orden del juez Claudio Bonadio “carece de todo fundamento y justificación”.

En Twitter, la expresidenta ironizó con el Día de los Inocentes para señalar que “Clarín pone en tapa los aumentos de todo y una foto de las ?33 obras de arte de Cristina´ para que vos creas que en mi casa había un museo y te indignes por eso y no por los nuevos tarifazos de la luz, del gas y del transporte. De manual”.

Anoche, policías federales retiraron 33 cuadros que habían sido interdictos en los allanamientos realizados en agosto pasado en el marco de la denominada causa de los Cuadernos. Fuentes judiciales informaron que el procedimiento había sido autorizado por el Senado a pedido de Bonadio, en agosto último.

El abogado de CFK, Carlos Beraldi, sostuvo que la medida judicial “constituye otro caso inequívoco de abuso de autoridad y su finalidad no es otra que la de ocasionar a la ex Presidenta perjuicios indebidos”.

Para el letrado, el retiro de los cuadros “genera un hecho de características escandalosas para, de alguna manera, intentar opacar las noticias que dan cuenta de la debacle económica que lamentablemente atraviesa nuestro país”.

Beraldi señaló además que “la orden de Bonadío carece de todo fundamento y justificación, ya que los objetos que fueron retirados se encontraban en el domicilio de mi representada debidamente inventariados, tasados por el Banco Ciudad y puestos a resguardo, como es de estilo, mediante la designación de un depositario judicial. En otras palabras, no existía ni la más remota necesidad de que tales objetos fueran extraídos por una fuerza de seguridad”.

“Los procedimientos fueron ejecutados por orden de Bonadío de manera escandalosa. Como no encontró ni bóvedas ni ninguna prueba que incriminara a la expresidenta, se aprovechó del permiso que le fue conferido para secuestrar objetos que nada tienen que ver con la investigación a su cargo”, continuó.

Finalmente, el abogado de la expresidenta indicó que “el año que viene, cuando tengamos la posibilidad de votar nuevas autoridades habremos de reclamar que se ponga un límite a todas estas prácticas ilegales, exhortando a que de una vez por todas tengamos una justicia imparcial e independiente y que el Estado de Derecho nunca más vuelva a ser puesto en riesgo”.

MÁS NOTICIAS

Más Leidas