Seguinos en
Binaria Seguros

La Deportiva

Catalina Fulcheri hace historia dirigiendo en el básquet de Junín

La única árbitro de nuestra ciudad de 24 años, debutó hace pocos días controlando un partido de la categoría superior del torneo Apertura local. La jueza dialogó con LA DEPORTIVA sobre las sensaciones de dirigir en ese nivel y además opinó de la profesión en el orden nacional y comentó sus objetivos

Publicado

el

El movimiento que promueve la igualdad de género llegó al básquet y días pasados nuestra ciudad vivió una jornada histórica. Por iniciativa de la Asociación Juninense de Básquet y el Colegio de Árbitros “Fortunato Costa”, por primera vez una mujer dirigió en la categoría Mayores en Junín.
Catalina Fulcheri, que con sus juveniles 24 años fue designada días pasados para controlar el partido que jugaron Club Junín y Los Indios en la categoría Mayores, dialogó con LA DEPORTIVA sobre las sensaciones de dirigir la división superior de hombres y además opinó de la profesión a nivel nacional y comentó sus objetivos.
En el inicio de la nota sobre su debut, destacó que “No lo podía creer, yo decía llegué, llegué a lo más alto que se puede llegar en Junín y entré a la cancha y es distinto, decía ahora qué hago”.
Además agregó: “Es alegría, nervios, ansiedad, miedo, porque son jugadores que son mayores, no son los U19 que son más chicos que yo, había jugadores que jugaron en la A, es una mezcla de sensaciones. Está muy bueno”.

Inicios
Por otro lado recordó sus inicios en la profesión: “Yo empecé hace ocho años, trabajaba en la mesa de control del club 9 de Julio y un día me dio curiosidad, no tengo ni idea por qué, pero me dio curiosidad saber qué era ser árbitro. Fui al colegio de árbitros, empecé a dirigir mujeres y después dirigí hombres”.

Mujeres y hombres
Al ser consultada sobre la diferencia entre dirigir mujeres y hombres indicó que “ahora que dirijo las categorías más grande, de los varones, hay mucha diferencia por el tipo de juego. Un mayores de hombres es mucho más rudo o hay muchos roces que en un mayores de mujeres, ellas son más tranquilas y esa es la principal diferencia, el tipo de juego que tienen”.
Luego continuó: “Con varones tengo que estar más atenta a muchas cosas, el roce entre los jugadores, porque son más grandes y son hombres. No va a pasar que dos mujeres se peleen, pero quizás en varones sí. Por suerte hasta ahora no me ha tocado una situación de esa”.

Jugó al básquet
“Primero empecé a entrenar básquet en 9 de Julio y como yo entrenaba con los varones, me llamaron para que los ayude con las clases y hacía la mesa de control. Cuando era chica hacía teatro y cuando empecé básquet me di cuenta que me gustaba más, me gusta enseñar”, manifestó.

En Junín
Catalina es la única en nuestra ciudad, por lo que comentó: “Había dos chicas árbitros, no sé qué dirigían, pero ahora soy la única. Me encantaría que haya más chicas que se animen porque está bueno y por suerte tenemos acá un colegio donde te ayudan mucho y todos son muy compañeros. Yo nunca sentí algún tipo de diferencia por ser mujer, al contrario y considero que eso es un gran paso. Una mujer dirigiendo mayores está bueno, pero yo siempre me sentí una más, somos un grupo y no importa si sos mujer u hombre”.

Nivel nacional
En cuanto al arbitraje femenino a nivel nacional señaló que “veo que está creciendo mucho, se le está dando importancia. Yo fui hace unos meses a una clínica internacional de mujeres que era de perfeccionamiento. De ahí salió la propuesta de que vayan chicas a dirigir la Liga Nacional, entonces ves gente que tiene ganas de que el arbitraje femenino crezca y que se rompa este esquema de decir árbitro mujer, árbitro hombre, que sea un equipo, que sea todo un conjunto, no importa quién sea”.

Agradecimientos
Por último agradeció a sus allegados: “Quiero agradecer al Colegio de Árbitros de Junín, a mi familia que siempre está, pero sobre todo al colegio que es un gran pilar. Si no tenés compañeros que te ayuden a crecer, que cuando estás mal sentimentalmente no te dejan caer, eso es fundamental”.
Un paso histórico en el básquet juninense en el camino hacia la igualdad en un deporte que siempre tuvo presencia masculina en el arbitraje.

Seguir creciendo y
llegar a la Liga Nacional

Asimismo Catalina Fulcheri detalló cuáles son sus objetivos, resaltando que “mi meta es crecer y superarme yo misma día a día. Por suerte tengo varias oportunidades, dirijo a nivel provincial, dirijo varones y Provincial Sub13, para mí es muy importante. Esa es mi meta, seguir creciendo y poder seguir haciendo esto que me encanta. Dirigir la Liga Nacional podría ser, ahora que están las chicas podría ser, antes se veía muy lejos eso, pero quizás dentro de unos años haya más mujeres”.

MÁS NOTICIAS

Más Leidas