Castaño: “No importa lo que diga Charlo, lo voy a estar esperando”
Seguinos en
Grupo LPF
Grupo LPF

Deportes

Castaño: “No importa lo que diga Charlo, lo voy a estar esperando”

A dos días de la pelea más esperada del año para el boxeo nacional, el Boxi y el estadounidense calentaron la previa. El título súper welter del CMB, la AMB, la FIB y de la OMB estará en juego. En efecto, el ganador se quedará con los cuatro cinturones, hecho que no sucedió en la historia de la categoría.

Publicado

el

Brian Castaño (17-0-2, 12 KO) está en Los Ángeles para quedar en la historia y solo tiene una cosa en la cabeza: ganarle el sábado (la velada comienza a las 21 en el Dignity Health Sports Park) a Jermell Charlo (34-1-1, 18 KO). Sabe que la anterior pelea, que sucedió en julio del año pasado, la había ganado. Más allá de que los jueces habían decretado un empate, él resaltó durante todo este tiempo su convicción por aquel triunfo. Es por eso que piensa en la revancha. Su revancha. Y, en efecto, se mostró confiado por lo que viene y avisó que buscará ganar la pelea por la vía rápida. «Estoy ansioso. Son las peleas que tanto me gustan», afirmó en la conferencia de prensa previa a la pelea.
El Boxi esquivó las invitaciones a entrar en el barro que le propuso su rival, que arribó a la sala de conferencias con unas aparatosas gafas de sol y varias cadenas de oro. Así como mueve las piernas arriba del cuadrilátero para evitar los golpes, esta vez, fuera del ring, Castaño se mostró sereno y calmo. Muy calmo. Siempre evitó caer en las provocaciones porque «no hay que perder la humildad». Eso sí, le advirtió a Charlo que se encontrará con un adversario difícil. «(Los cambios con respecto a la anterior pelea) se los voy a demostrar el sábado. Él hará su trabajo y yo el mío. Dejaré todo en cada round, porque se trata de otro escalón para seguir subiendo en mi carrera», sostuvo.
«Creo que aprendí a no ir a pelear a la casa de él, que es lo que realmente condicionó la primera pelea. Esta sigue siendo su casa, sigo siendo visitante, pero estoy más tranquilo de pelear en un lugar más ‘neutral'», afirmó. Y agregó: «Lo que sucedió el año pasado me motiva. En la primera pelea me sentí ganador y eso me motivó para la revancha, aunque esta vez no la quiero dejar en manos de los jueces».
Por otro lado, el nacido en Isidro Casanova, que lució una look formal con camisa blanca y chaleco negro, expuso su bronca por las palabras de Charlo, quien aseguró que aplastará al argentino. «Me molesta la falta de respeto que tiene hacia el deportista. Las lesiones pueden pasar. Sin embargo, para él todos sus oponentes toman drogas para rendir más y se cree de verdad que es el Iron Man, no sé por qué se pone nervioso y grita», dijo. Y cerró: «A mí no importa lo que diga, yo lo voy a estar esperando y quiero ver si aguanta los 12 rounds».

Más Leidas