Seguinos en
Binaria Seguros

Locales

Caso Lovizzio: Sin irregularidades

En las últimas horas se conocieron los resultados que confirmaron que no existió irregularidad alguna y por ende no se cometió ningún delito.

Publicado

el

Nuevas pruebas confirmaron que no hubo irregularidades en la extracción de sangre realizada al conductor del automóvil que protagonizó un siniestro vial el 18 de noviembre del año pasado, en el que perdió la vida el joven  David Lovizzio.

Universidad Siglo 21

La medida había sido dispuesta por el fiscal a raíz de una denuncia que habría sido anónima y que daba cuenta que la madrugada del siniestro se habría cambiado la sangre extraída para control de alcoholemia al conductor y se correspondería con la muestra de una mujer.

Ante la presunta irregularidad, el Dr. Sergio Terrón habría ordenado una nueva toma y un estudio de ADN para confirmar la mendacidad o veracidad de lo denunciado.

En las últimas horas se conocieron los resultados que confirmaron que no existió irregularidad alguna y por ende no se cometió ningún delito.

La madrugada del 18 de noviembre del año pasado, en la intersección de la Ruta Nacional 7 y el acceso al camino al Parque Natural, colisionaron una moto YBR de 125 c.c. de cilindrada conducida por David Lovizzio, de 18 años de edad y un Volkswagen Vento guiado por el juninense Gerardo Corro.

Como consecuencia del violento impacto, perdió la vida en el acto el motociclista que, se probó con posterioridad por el registro de las cámaras de seguridad del Centro de Monitoreo, había cruzado cuando el semáforo tenía encendida la luz roja e indicando que debía dar paso a los rodados que se trasladaban por el camino a la Laguna de Gómez.

En ese momento, entre las medidas ordenadas por el fiscal, se le realizó una extracción de sangre al juninense Corro que en el momento del incidente se encontraba acompañado por su pareja.

Con posterioridad, trascendió que el funcionario que dirige la investigación para establecer la responsabilidad en el siniestro, habría recibido una denuncia anónima en la que sostenían que la sangre a analizar no pertenecía al conductor sino a una mujer.

Para determinar la veracidad o no de la denuncia, se adoptó una nueva medida.

En las últimas horas se conoció –y el resultado se habría incorporado a la causa- que eran coincidentes con el conductor las dos muestras de sangre pero además que se reafirmó con un estudio de ADN.

 

Haciendo Obras 2

Más Leidas