Caso D´Alessio: Ramos Padilla procesó ayer al espía Barreiro y a dos policías - La Verdad Online de Junín, Buenos Aires, Argentina
Seguinos en
Radio Junin
Radio Junin

Nacionales

Caso D´Alessio: Ramos Padilla procesó ayer al espía Barreiro y a dos policías

El magistrado también les trabó embargos por 10 millones de pesos a cada uno.

Publicado

el

El juez federal de Dolores, Alejo Ramos Padilla, procesó ayer con prisión preventiva a los ex policías Aníbal Degastaldi y Ricardo Bogoliuk, y al ex espía Rolando Barreiro, a la par que amplió el del supuesto abogado Marcelo D´Alessio por integrar una asociación ilícita acusada de realizar espionaje y extorsión.

Fuentes judiciales confirmaron a NA que el magistrado también les trabó embargos por 10 millones de pesos a cada uno.

En el fallo, Ramos Padilla le informó al procurador general de la Nación, Eduardo Casal, sobre la situación del fiscal Carlos Stornelli, considerado rebelde en esta causa.

Resta ahora definir la situación de Stornelli, del fiscal suspendido de Mercedes Juan Bidone, a quien le fue rechazado su pedido de ser «arrepentido» en la causa, y la del prefecto Carlos Luffi, el último de los detenidos.

«El objeto de investigación principal de esta causa consiste en la actuación de una organización criminal dedicada a realizar múltiples tareas vinculadas al espionaje, que incluyeron investigaciones ilegales, extorsiones, ´ablandes´, ´puestas en pánico´, ´aprietes´, ´carpetazos´, ´falsas denuncias´, entre otros modos de coacción e intimidación, todo ello con fines económicos y políticos», explicó el juez en su fallo.

Además, evaluó que la organización «se desarrollaba en los ámbitos judicial, político, empresarial y periodístico, y su actuación se verificó en diversos lugares del territorio nacional e internacional; tenía para ello las conexiones y vínculos suficientes para llevar adelante aquello que, entre los miembros de la organización, denominaban ´operaciones´».

«Se llevaron adelante acciones de inteligencia criminal, de espionaje político y/o ideológico, se intentó influir a través de aquellas actividades de espionaje en la vida personal, en la situación institucional, política y económica del país, así como en la opinión pública a través de los medios de comunicación, e incluso se pudo haber visto afectada la política exterior», determinó Ramos Padilla.

El magistrado si bien analizó que «la actividad de los periodistas -al igual que la de los magistrados, legisladores y funcionarios públicos- sin duda hace al sostenimiento del Estado de Derecho, la libertad de expresión y los valores democráticos», en algunos casos «puede ocurrir que la actividad de alguno esté concatenada con una maniobra previa de espionaje ilegal”.

Más Leidas