Seguinos en
Binaria Seguros

Locales

Casahuerta: sigue la polémica tras la decisión tomada el lunes

“Pensamos en que el proyecto se abra a todas las entidades del distrito que tengan población vulnerable”, dijo la inspectora Andreina Arostegui. Por otro lado, SUTEBA Junín emitió un comunicado “en resistencia a esta avanzada sobre la escuela pública junto a la comunidad educativa”.

Publicado

el

Conocida la determinación de las autoridades educativas provinciales respecto del futuro de Casahuerta, la inspectora Jefe de Educación Distrital Andreina Arostegui indicó ayer que tras las reunión del lunes se estableció que los adolescentes que concurrían a la extensión educativa de la EEM Nº8 sean reubicados en distintos establecimientos del distrito.

Universidad Siglo 21

“La institución pertenecía al nivel secundario, y desde diciembre pasado la EEM Nº8 pasó a depender de la modalidad Adultos. A Casahuerta concurrían adultos y adolescentes con mucha vulnerabilidad, con un proyecto muy interesante para el distrito”, dijo Arostegui a la AM 1470.
“Trabajamos con la dirección de Secundaria y la de Adultos, se presentaron proyectos y se decidió que Casahuerta dependa de Adultos, por lo que tienen que concurrir adultos y no adolescentes, que se reubicarán en distintos establecimientos del distrito para que puedan seguir escolarizados”, amplió la Inspectora.

“Pensamos que el proyecto de Casahuerta se abra a todas las entidades del distrito que tengan población vulnerable”, consignó además la funcionaria.

SUTEBA se opone

Por otro lado, SUTEBA Junín emitió ayer un comunicado en el que da cuenta de la “resistencia a esta avanzada sobre la escuela pública junto a la comunidad educativa”.

En ese marco la entidad sindical a nivel local expuso que “la compleja situación de desarticulación y desguace que hoy atraviesa la institución educativa Casahuerta motiva que nuestra organización sindical ofrezca algunas precisiones sobre hechos y situaciones poco difundidas y explicitadas por parte de las distintas autoridades responsables.
Casahuerta es un proyecto educativo de más de 15 años que trabaja con jóvenes en situación de alto riesgo y vulnerabilidad con la finalidad de promover y apuntalar un proceso genuino de contención y reinserción social. Luego de varios años de profundo y continuado esfuerzo, la institución logró definir y construir una identidad propia, un espacio físico de marcada pertenencia y una serie de articulaciones con entidades y organizaciones -entre ellas el propio Municipio- que otorgan un prolífico marco de trabajo y especificidad al proyecto colectivo.
A principios del año 2018, la decisión unilateral del actual Gobierno -a la cual nuestro sindicato se opuso desde las primeras instancias- de cerrar los Bachilleratos de Adultos, fue el puntapié inicial para definir el proceso de vaciamiento educativo e institucional en el que hoy se enmarca el cierre de Casahuerta.
En el marco de esa reconfiguración de la Educación Secundaria y de Adultos, Casahuerta quedó bajo la órbita de Adultos, y se vio obligada a desprenderse compulsivamente de la matrícula de alumnos juveniles, quienes constituían la mayoría de su población educativa.
Al mismo tiempo, y teniendo en cuenta que para la modalidad Adultos no está previsto que el Gobierno provincial se responsabilice por los costos de transporte y Servicio Alimentario Escolar, los alumnos de Casahuerta comenzaron a transitar diversas dificultades para asistir a diario a la escuela. Los jóvenes fueron redistribuidos, en consecuencia, en aulas de aceleración de planta urbana (un nuevo formato de Educación Secundaria). Esta decisión en particular carece por completo de sensibilidad social al desconocer la importancia que los espacios de pertenencia poseen en el marco de los procesos de trabajo educativo y de la conformación de las identidades juveniles. La pertenencia a un espacio no se impone ni se fuerza, sólo se construye con tiempo y trabajo.
Sin embargo, quienes son responsables de la toma de decisiones, sólo conciben la construcción educativa como un mecanismo decisional de pocos sobre muchos y creen tener la potestad de cambiar con órdenes y decisiones los sentidos identitarios que los docentes y trabajadores de la educación construimos con arduo y progresivo esfuerzo y vocación (…)”.

Haciendo Obras 1

Más Leidas