Seguinos en
Radio Junin
Radio Junin

Hogar

Carpinella: “CUANOBA nos vino muy bien porque nos permite sostenernos”

Publicado

el

Las crisis, si uno las sabe leer, pueden ser oportunidades. Así lo vieron el año pasado los titulares de los corralones de nuestra ciudad y, finalmente, el 6 de diciembre conformaron la Cámara de Corralones Unidos y Afines del Noroeste de la Provincia de Buenos Aires (CUANOBA), que tiene como uno de sus fines desarrollar un ambiente de cordialidad y solidaridad entre los asociados.

A menos de cuatro meses de cumplir un año de existencia, Javier Carpinella, vicepresidente de la entidad, dialogó con Grupo La Verdad y destacó: “La Cámara ya va a tener un año. Había muchos colegas que estaban en una situación muy complicada y nos dimos una mano entre todos. Está esa rivalidad porque es la competencia, pero tenemos que ayudarnos porque es difícil”.

“La construcción ocupa mucha mano de obra, mantener un camión o una empresa es un gasto muy grande. Al no tener un futuro prometedor, la unión hizo que trabajemos todos juntos, que podamos proveer algo, tirar ideas y ayudar. La formación de CUANOBA nos vino muy bien porque nos permite sostenernos”, agregó.

A su vez, Carpinella reconoció que están “en una situación media difícil” y explicó que “la gente por ahí quiere comprar y uno no sabe qué hacer, los proveedores no quieren vender, todo lo que ya hemos vivido en otras oportunidades”.
“No es algo que nos sorprende, las PyMEs hace más de un año y medio que veníamos reclamando. Hay mucha presión de todos lados y las ventas son pocas”, manifestó.

Innovaciones
Por otro lado, el vicepresidente aseguró que “la construcción permanentemente va cambiando”, aunque aclaró: “Lo que pasa es que agarra un momento donde el inversor estuvo haciendo muy poco y el asalariado tampoco, entonces cuesta porque lleva una inversión para capacitarse, traer el productor, máquinas. Se desarrolla, pero a paso muy lento”.

“Se usa mucho la construcción en seco. Nosotros estamos promocionando el Hormigón celular, que es un ladrillo que tiene muchos beneficios en la parte térmica y de ruido. Es algo que se está probando y se usa mucho en Buenos Aires y Rosario. Eso sería lo más innovador hoy”, contó.

Por último, dijo que #si hay que hacer un barrio, una casa o algo, es una opción muy valorada”, y finalizó: “Al fin de la obra tiene un costo parecido, el tema es que se precisa menos gente, es más rápido, menos sucio y más controlable. La desventaja es que hay que comprar una cierta cantidad de ladrillos y tiene mucho volumen, en la forma tradicional se puede progresar no tan de golpe. Ganás en velocidad, rapidez, control, pero tenés que pagar de entrada una suma más grande”.

MÁS NOTICIAS

Más Leidas