Seguinos en
Binaria Seguros

La Deportiva

Carlos “Tolo” Ruiz, un juninense en Centroamérica

Actualmente reside en Guatemala ya que es el técnico de la Selección sub20. Dirigió diferentes clubes tras transitar caminos disímiles y encontró en el fútbol su medio ideal.

Publicado

el

De fondo suena Willie Colón (salsa) y la figura viste una camisa floreada. No es otro que Carlos “Tolo” Ruiz; juninense que regresó por algunos días a nuestra ciudad tras 26 años en Centroamérica.

Actualmente reside en Guatemala ya que es el técnico de la Selección sub20 aunque su periplo también tocó los países de Perú, Ecuador, entre otros.

En sus vacaciones decidió regresar a su Junín luego de un largo tiempo y compartió, junto a LA VERDAD DEPORTIVA, recuerdos, anhelos y proyectos de un emprendedor que encontró en el fútbol su medio ideal.

Ruiz, de 48 años, dirigió diferentes clubes tras transitar caminos disímiles enmarcado en un fútbol que no sabe de medias tintas.

En medio de la charla habló de sus inicios en Moreno, de su breve pero recordado paso por Estudiantes de La Plata y el derrotero por varios elencos de la región central jugando como volante. Tampoco se olvidó de Sarmiento, entidad a la que desea el mayor de los éxitos.

Su recorrido

“Hace 26 años que no volvía. Salí en febrero de 1990. Me había ido a Estudiantes de La Plata. En ese momento tenía algunos problemas de rodilla y me habían dicho que no podía jugar más. Tuve una buena relación con Estudiantes porque estaban Nelson Oltolina y Raúl Correbo.

Nelson era la mano derecha de Grondona en AFA. Le dije que si no podía más que me dejaran libre para que pueda ganar algún dinero. Me dejaron libre y me voy a Perú. Tuve un año fantástico. Allí fui compañero de Ramón “El Loco” Quiroga, que fue arquero de la selección peruana que atajó en el famoso partido de Perú por 6 a 0 en el Mundial 78.

En una de las tantas reuniones con argentinos en el café “Manolo”, el representante nos presentó a un ex técnico de la selección de Grecia. En 20 diez tenía todo arreglado para irme.

Vengo primero a Argentina y me opero de la rodilla para pasar luego la revisión médica.

Me voy Gracia al equipo Doxa Dramas. Me saco los seis puntos en el hotel porque no iba a pasar la revisión médica. Cuando vengo a La Plata, Estudiantes me quiere comprar el pase y yo no quiero. El último entrenamiento en Dramas me golpeo y no pude seguir”.

Recuperación y retiro

“Cuando me recupero me voy a Ecuador. Tuve la chance de volver a Grecia pero me quedé tres años más y me retiro a los 26 años. A los 27 empiezo a dirigir; me lleva Oscar “Cacho” Malbernat.

A los 28 años dirijo la primera del Deportivo Quito, tuve que mentir la edad porque no podía ser menor de 30 años. Agarro el Deportivo en 1997, uno de los equipos populares, y lo dejo a dos puntos del primero y renuncio para seguir trabajando en las divisiones inferiores.”.

Su recorrido

por Guatemala

“En el 98 mi idea era volver a Argentina para trabajar con el “Pato” McAllister en La Pampa pero unos días antes me llama Juan Ramón “La Bruja” Verón, desde Guatemala. La idea era ascenderlo y yo me quedaba con un equipo de Segunda División. Tomé la decisión rápidamente, en el año que en Sebastián (Verón) pasó a Boca. El papá se tuvo que venir porque su hijo iba a firmar el primer contrato. Entonces me quedo con el equipo y empiezo a ganar. Estando yo a cargo le querían rescindir a Verón pero yo con esta gente no quería laburar. Era un equipo impresionante con un poder económico infernal. Era el equipo de los azucareros y tenía mucho poder. Renuncio y me pongo a trabajar con los juveniles, que es lo que más me apasiona.

Agarro Comunicaciones y dos fechas antes traen a un técnico (Carlos Miloc) para que se haga cargo de la selección nacional pero al mismo tiempo me lo quieren poner como manager. Iba primero y renuncié. Me vuelvo a Argentina y me llaman desde Guatemala porque el equipo había sido campeón pero ya no tenía sentido.

Regreso breve

a Estudiantes

“Luego regreso a Estudiantes a trabajar con inferiores pero duré un año. Estaba en Miami y explota todo con la ida de De la Rua. Estaba en aeropuerto de Miami y un cubano me agarra y me dice ´oye chico a donde tú te vas? Cuando le digo a Argentina, se agarra la cabeza y me dice ´oye chico, se quema tu país, se está prendiendo fuego`. Estaba de vacaciones y no había agarrado ningún diario por 15 días. Cuando miro el diario veo los saqueos y demás cosas.

En Municipal

“Estuve ocho años en Municipal, no me podía ir. Enzo Trossero agarra Municipal y sale penta campeón. Había que renovar el plantel y nadie se quería hacer cargo. Me toca la más dura y renuevo el plantel. El jefe de la barra tenía el programa más escuchado de Guatemala y me enfrenté con este medio periodístico. La gente sacaba entrada para insultarme. Cuando pierdo la primera final me voy de vacaciones. Cuando vuelvo había una foto del Che Guevara, otra de Fidel Castro, una más del presidente del club y la mía. Los cuatros y abajo decía ´dictadores´. Al final decidí seguir. Pierdo el clásico, hubo piedras, de todo. Entra el presidente con los ojos salidos pensando que me iba. Le digo ¿qué me mirás?, yo soy pincharrata. De acá me sacás vos o me sacan muertos. Seguí primero pero faltando tres fechas me sacan porque de los últimos 12 puntos saqué 4. Me amenazaban de muerte y hasta sabía donde estaban mis hijas”.

Descanso

“Estuve dos años sin dirigir y quería descansar un poco. Agarro el equipo de un gran amigo como Milton Mendoza. Tenía los mismos colores que Estudiantes. Jugábamos a las 12 del mediodía con muchísimo calor, te explotaba la cabeza con 40 grados. Estuve más de 35 partidos sin perder. Llegamos hasta la Liguilla y en las semifinales pierdo con el campeón, Comunicaciones.

Yo estaba muy identificado con Municipal y dirigí 70 minutos con los antimotines en mis espaldas. El utilero, que tiene un sueldo de 2.500 pesos de allá, ese día de juntó 250 pesos en monedas (risas). Vas a vivir por los monedazos míos, le decía. Quedo afuera y arranca el otro torneo y regreso a la capital por problemas personales”.

Su mirada sobre

Guatemala

“Es la primera vez en 15 años que estoy evaluando la posibilidad de irme de Guatemala. Tuve chances de irme a Perú y también a Arabia Saudita, con Enzo Trossero. Siento que cumplí un ciclo en Guatemala aparte tuve muchos problemas con mis hijas y mi mujer.

Guatemala es un país con mucha inseguridad. Iba a jugar a la frontera con México y nos daban la bienvenida con armas y un cargador. No te dicen nada pero te dan la bienvenida.

Me tocó ir con otro equipo y abrieron la puerta del vestuario. ´Hoy ganamos nosotros”, nos dijeron a punta de pistola. Me robaron un par de veces pero es pesado porque la vida no vale nada”.

Su pasión por

los juveniles

“Lo siento más porque tengo más satisfacción. Tales son los casos de José Basanta porque él jugaba de enganche y terminó siendo defensor. Vas a jugar de cinco y vas a jugar de marcador central, le dije. Puedo nombrar a varios como Marcos Angeleri, entre otros. Ves todo el esfuerzo que hicieron en inferiores y verlos jugar en primera te da satisfacción”.

Sangre “Pincharrata”

“Mi vida futbolística la viví en Estudiantes. Cuando odiaban todos a Estudiantes, agarra Bilardo. O te hacías Pincha o te tenías que ir. Hace un tiempo atrás Menotti dijo que los equipos de Bilardo jugaban bien cuando estuvo 30 años enfrentado.

Estudiantes te da una formación y una forma de vida, una conducta y una disciplina”.

Mariano Moreno

“Fueron años fantásticos. En ese momento empecé a jugar por mis hermanos. Arranqué a los 12 años y luego “Chiquito” Silva me hace debutar en un Nocturno. Y ahí me fui a Estudiantes. Soy de Moreno pero no jugué demasiado”.

Actualidad

“Tomé la Selección sub20 de Guatemala que jugamos un torneo previo a las eliminatorias para el mundial de Nueva Zelanda. Guatemala es el patito feo porque está Estados Unidos, Canadá y México. Fuimos a un torneo amistoso y me sirvió muchísimo porque fue un parámetro muy grande. Ahora tengo que volver a Guatemala. El presidente de la Federación está cuestionado y dio un paso al costado para que se investigue todo el tema de FIFA. Cuando llegue a Guatemala voy a ver como está todo. El Mundial sub20 de 2017 se jugaría en China pero las eliminatorias son en junio”.

El Chancho, desodorante y Pisco

En una de las tantas anécdotas, Ruiz contó tres relatos imperdibles.

1-“En un amistoso en Costa Rica. Salto como si fuese el mejor momento de Redondo, la paro de zurda y hago un cambio de frente con la pelota. En el trayecto se cruza un chancho, increíble. Íbamos a jugar a la zona para recaudar plata y nos servía”.

2.“En Perú bajamos a comer a un lugar; era un infierno de calor. De comida nos dieron un caldo con pollo. Un compañero sacó un desodorante y roció la pata del pollo se lo comió. Tenía otro sabor (risas).

3-“En Perú jugando también me sucedió algo insólito. No me entraba aire por ningún lado. En el entretiempo no aguantaba más y le pido consejos al asistente. Antes de salir a la cancha me dio algo y era pisco. Me infló la cabeza, me puse rojo. Cuando le pregunto que me dio, me responde `calor con calor se combate´, me dijo.

“Es admirable lo que hizo Sarmiento”

En una parte de la entrevista, Ruiz brindó una opinión sobre la actualidad de Sarmiento.

El DT dijo que “lo veo bárbaro. Me da pena escuchar que por ahí no llenamos la cancha. Soy de Moreno pero quiero le vaya bien a Sarmiento, que se llene la cancha. Me molesta cuando sólo va la gente para ver a Boca o River.

Es admirable lo que hizo Sarmiento y más siendo una ciudad chica donde no tenés grandes sponsors. Ojalá pueda continuar por este camino”.

Asimismo tuvo palabras de elogios para Sergio Lippi. “No solo es difícil dirigir sino lo más difícil es ser de acá y dirigir en la misma ciudad. Es complicadísimo pero Lippi lo logró por su profesionalismo y capacidad.

Igual que Chiofalo que hizo un trabajo impresionante. No escuché a nadie hablar mal de Chiofalo, nunca. Y ello algo quiere decir”.

MÁS NOTICIAS

Más Leidas