Seguinos en
Binaria Seguros

La Deportiva

“Canilla” García, un distinto

El ex boxeador y ahora instructor, en su humilde gimnasio ubicado en calle Primera Junta a metros de Jean Jaures, todos los días recibe una treintena de chicos que vienen a entrenar.

Publicado

el

Norberto García, más conocido por Canilla, luego que dejó de boxear se dedicó a la enseñanza de la actividad. En su humilde gimnasio ubicado en calle Primera Junta a metros de Jean Jaures el instructor de boxeo, todos los días después de las 19 recibe una treintena de chicos que vienen a entrenar, algunos con la ilusión de llegar al profesionalismo, otros solamente con la intención de aprender.

Canilla, es distinto,  para él sacar un chico de la calle es como haber logrado un título, lo mismo sucede cuando consigue alejar a alguien de la droga u otros vicios, por eso siempre sus espectáculos de boxeo amateur llevan el nombre de “Nocaut a las Drogas”.

Cuando habla de estos temas, el boxeador que brilló en la década de los 70, se emociona y sus ojos se ponen llorosos y con su voz entrecortada explica todo lo que hace y lo que le gustaría hacer, principalmente en la función social.

Norberto “Canilla” García, que tiene como referentes a Mario Guilloti, José Domingo Barrera y Nicolino Loche, dialogó con LA DEPORTIVA del diario La Verdad, y en el inicio de la nota al consultarlo sobre lo que viene realizando en su gimnasio, expresó que “cuando boxeaba aprendí lo bueno y lo malo del boxeo, por eso ahora trato de que los chicos, que concurren al gimnasio, vayan a la escuela, que aprendan a leer y escribir, que a la hora de firmar un contrato sepan lo que están firmando.

La carrera de boxeador es muy corta, en algún momento se termina y si no hicistés el secundario, tenés que pelear por dos pesos, porque no tenés para comer y alimentar a su familia”.


FUNCIÓN SOCIAL. Con respecto a la denominación de sus festivales amateur, que siempre realiza y que se llevan a cabo bajo la denominación de “Nocaut a las drogas” y “No a la violencia social”, dijo que “fundamentalmente el gimnasio tiene que cumplir una función social, el boxeo es importante como factor aglutinante y generador de orden, nos rodeamos de deporte, podemos estabilizar energía que están dispersas y en el gimnasio la podemos transformar en algo positivo. El chico viene acá descarga toda la energía, aprende y tiene un fin… hacer algo a beneficio de alguien”.

A beneficio. Todos los festivales lleva a cabo son a beneficio, sobre los mismos, dijo que “casi todas las peleas son a beneficio de alguien, tenemos que tener algunas para los gastos del gimnasio, esto lo costeamos con el esfuerzo de los chicos que vienen a entrenar todos los días. Hay una carencia de todo, pero hay que tratar de que el joven juninense participe, más que en estos tiempos no hay un espejo nítido en quien reflejarse, por ahí no estudian, no hay trabajo o son muy precarios y algunos entran en el circuito delictivo. Esto es una forma de construir una identidad”.

Un gimnasio de enseñanzas. Sobre la actividad en el gimnasio, expresó que “asisten 30 personas aproximadamente, hay boxeadores profesionales y amateurs, hay más chicos que mujeres. Es para cualquier edad, siempre y si son menores tienen que tener permiso de sus padres. Les enseñamos boxeo, aprenden la vida del deportista, sobre lo malo de la droga, el tabaco, y otros vicios.

Las competiciones amateurs se hacen en toda la zona y algunos profesionales compiten internacionalmente como Hugo Casanova, pero fundamentalmente el gimnasio cumple una función social.

Cuando vamos a competir a otras ciudades, los viajes los pagamos cada uno, con la concurrencia de los chicos que vienen”.

Boxeo amateur. Al consultarlo si dejaba dinero boxear en el amateurismo, destacó que “el boxeo amateur no es para hacerse rico, el boxeo amateurs no se paga bien, toda la vida fue así, hay que aprender para que después puedan llegar a ser profesional, pero es muy difícil llegar, de mil, llega uno”.


Nivel local. En tanto sobre el boxeo en Junín, señaló que “acá hay un nivel de boxeo bastante importante, hay chicos que se están dedicando de lleno y creo que pueden llegar, pero todo depende de la perseverancia de cada uno y de las posibilidades económicas.

El chico para ganar plata tiene que ser un campeón, tener un gremio o un sponsor que los acompañe, ya que un boxeador no pelea todos los días, en el año peleas cinco veces o seis y lo que ganás es muy poco. Generalmente este medio es humilde, tenés que trabajar y no estás bien entrenado como deberías”.

Políticas deportivas. También Norberto García, dejó su punto de vista sobre las políticas deportivas, resaltando que “mi mensaje es para los funcionarios públicos, que deberían crear políticas serias de Estado, de inclusión en el deporte. Que el deporte sea el vehículo para llegar al chico que está formando su identidad sin un proyecto a futuro, el deporte la educación y el trabajo tienen que ir de la mano”.

Luego agregó que “a veces tienen más posibilidad los que están presos por algo que hicieron mal y no los chicos que intentan hacer las cosas bien, pero les cuesta mucho ya que no hay un estado que apoye. Hay que invertir pronto en los jóvenes, porque son el presente y el futuro”.

MÁS NOTICIAS

Más Leidas