Seguinos en
Binaria Seguros

Nacionales

Calcaterra declaró que realizó pagos ilegales al kirchnerismo bajo presión

El familiar del presidente se sumó al grupo de empresarios “arrepentidos” que quedaron en libertad.

Publicado

el

El ex dueño de la constructora IECSA y primo del presidente Mauricio Macri, Angelo Calcaterra, declaró ayer ante el juez federal Claudio Bonadio que realizó pagos ilegales al gobierno kirchnerista bajo “presión” del ex secretario Roberto Baratta y se sumó al grupo de empresarios “arrepentidos” que quedaron en libertad.

Universidad Siglo 21

Calcaterra se presentó voluntariamente en los tribunales federales de Comodoro Py para declarar como “imputado colaborador” en la causa por los cuadernos con detalles del presunto pago de sobornos por la obra pública al Gobierno anterior: dijo que efectivamente ordenó desembolsos en negro pero no a modo de “retornos” por las obras concedidas a su empresa sino en medio de “aprietes” de Baratta para financiar las campañas electorales del kirchnerismo en 2013 y 2015.

Tras su testimonio, Calcaterra dejó los Tribunales en libertad, lo mismo que ocurrió con el ex CEO de IECSA Javier Sánchez Caballero, detenido desde el miércoles y este lunes excarcelado también bajo calidad de “arrepentido”.

“Yo le daba la plata a Sánchez Caballero, él pagaba por orden mía”, dijo Calcaterra en su declaración ante Bonadio y, si bien avaló los domicilios anotados en los cuadernos del chofer Oscar Centeno como lugares de pago, sostuvo que los montos eran inferiores a los allí registrados.

El tercer empresario que se ajustó a la nueva figura penal para aportar información a cambio de reducción de la pena fue Juan Carlos de Goycoechea, entonces director de Isolux Corsán en el país, quien también fue beneficiado con la excarcelación.

Su abogado, Juan Araoz de Lamadrid, sostuvo este lunes que su defendido fue víctima de extorsión y no conformó una asociación ilícita, ya que era presionado con los pagos para que se destrabaran los certificados de obra de la usina de carbón de Río Turbio.

“Creemos que la calificación que le correspondería sería diferente a la de asociación ilícita. Fue víctima de una extorsión por parte de los funcionarios. Si no correspondía a estos reclamos no le liberaban los pagos de las obras con todos los problemas que les traían”, manifestó en declaraciones a radio La Red.

Haciendo Obras 2

Más Leidas