Seguinos en
Radio Junin
Radio Junin

Nacionales

Cabrales, el café de la grieta

Hubo polémica en Twitter tras dichos de su dueño quien reclamó mayor flexibilización para contratar y despedir gente.

Publicado

el

La empresa de café Cabrales se convirtió en las últimas horas en tendencia en las redes sociales luego de la polémica generada por los dichos de su dueño, Martín Cabrales, quien en declaraciones periodísticas reclamó mayor flexibilización para contratar y despedir gente.

A partir de esas declaraciones, varios usuarios salieron a repudiar o respaldar a la empresa, que se convirtió así en una expresión de la denominada «grieta» política, y generó una polémica a la que también se sumaron varios dirigentes oficialistas y opositores.

«La Argentina que viene es la de Macri y Martín Cabrales con ajuste y flexibilización. O la de Alberto Fernández y Cristina Fernández, un país para todos», escribió Hugo Yasky, secretario general de la CTA de los Trabajadores.

En tanto, el precandidato a intendente de Mar del Plata por Cambiemos, Guillermo Montenegro, denunció que se trata de acoso y boicot contra la empresa y habló de «fascismo 2.0».

«Me preocupa e indigna el acoso por parte de sectores del pasado contra una empresa marplatense. Promover el boicot en redes es fascismo 2.0. Defiendo a cada empresa local que genere trabajo para los marplatenses y espero que sea un compromiso de toda la dirigencia», sostuvo Montenegro.

«Repudiamos el boicot impulsado en las redes contra Cabrales, empresa emblemática marplatense, que durante años invirtió, dio empleo a miles de compatriotas y logró llevar café argentino al mundo. Siempre estaremos del lado de la libertad y el trabajo», escribió el diputado Guillermo Castello, precandidato a gobernador por el espacio que lidera José Luis Espert.

Trabajadores en conflicto
En ese marco, trabajadores de la cafetera denunciaron ayer suspensiones arbitrarias en la fábrica y realizaron una protesta en las puertas del lugar, mientras que no descartan iniciar un paro en las próximas horas.

Diego Bruna, representante del Sindicato de Alimentación, explicó que «la empresa suspendió de manera unilateral a siete trabajadores de la fábrica y dos encargados».

«Cabrales suspendió indebidamente a nueve empleados, sin notificarlos en forma legal», sostuvo en declaraciones al portal local 0223. En este sentido, Bruna aseguró que las autoridades no siguieron los pasos correspondientes. «Legalmente tienen que mandar una carta a documento al domicilio de cada trabajador y dar lugar a un descargo», señaló. «Son suspensiones arbitrarias», agregó.

MÁS NOTICIAS

Más Leidas