Seguinos en
Binaria Seguros

Nacionales

Bullrich cruzó al jefe de la Bonaerense: “Su declaración no fue de lo más feliz”

El comisario general Fabián Perroni había vinculado el crecimiento de los delitos como robos y hurtos a una necesidad económica.

Publicado

el

La ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, cruzó al jefe de la Policía Bonaerense, el comisario general Fabián Perroni, quien había vinculado el crecimiento de los delitos como robos y hurtos a una necesidad económica.

En una rueda con periodistas durante su viaje a Washington, Bullrich cuestionó a Perroni y le mandó un claro mensaje: “Los policías hablando de política son un poquito… digamos que su declaración no fue de lo más feliz”.

En ese sentido, la funcionaria buscó bajarle el tono al panorama que trazó ayer Perroni, quien aseguró que actualmente hay más robos por la gente que está en la pobreza y no tiene para “comer”, por lo que no tiene otra alternativa que cometer este tipo de delito. “Primero, porque la pobreza en la Argentina bajó; segundo porque estamos haciendo una intervención en los barrios más complicados y vulnerables del país”, señaló Bullrich al intentar desacreditar al jefe de la Bonaerense.

Al respecto, la funcionaria nacional sacó a relucir las cifras que maneja: “Hay 11,5% menos de robos; 21,5% menos de homicidios; 42% más de presos por narcotráfico”.

Sin embargo, reconoció que “todavía la sensación de seguridad es muy fuerte. Va a tener que pasar mucha agua bajo el puente porque el caso a caso pesa”.

Ayer, el propio ministro de Seguridad bonaerense, Cristian Ritondo, dijo que la respuesta de su subordinado “no fue clara” y aseguró que Perroni quiso referirse “a décadas de marginalidad y de falta de voluntad del Estado para enfrentar a las mafias”. Sin embargo, lo respaldó al indicar que “lo que sí está claro es su gran compromiso con este Gobierno para producir un cambio profundo de esta situación”.
Cabe recordar que Perroni destacó que se ha logrado bajar el número de delitos de mayor gravedad, aunque reconoció que hay más robos por la gente que no tiene para “comer”.

“Hay un problema social que es obvio, que hace que la persona que tenga la necesidad de comer, por definirlo de alguna manera, el delito más simple aumenta, y es sobre el cual más estamos trabajando, con las zonas rojas”, dijo. Y agregó: “Hay gente que delinque que es la primera vez que está pasando, que antes no lo hacía, pero por una necesidad más que de delinquir, la de un apremio económico, que es lo que está pasando”.

Al ser consultado sobre si “la pobreza y la exclusión más extrema llevan a que muchas personas salgan a robar para comer”, contestó: “Sí, por supuesto y se está trabajando sobre esta situación”. En ese sentido, el jefe de la Bonaerense admitió que “el delito que menos está bajando es ese: el robo, el hurto, el asalto”, aunque resaltó que “hay un trabajo desde el Ministerio de Seguridad sobre las zonas calientes en estos delitos para bajarlo”.

MÁS NOTICIAS

Más Leidas