La Verdad Online de Junín, Buenos Aires, Argentina
Seguinos en
Grupo LPF
Grupo LPF

Soy

Budiño: «Enfermeros y médicos vamos juntos, de la mano, trabajando»

El licenciado en Enfermería empezó a los 19 a trabajar como enfermero y pertenece a la primera promoción de egresados de la UNNOBA.

Publicado

el

Emmanuel Budiño decidió que iba a estudiar enfermería cuando estaba cursando el último año del secundario. Empezó a los 19 a trabajar como enfermero, se recibió en 2015 y pertenece a la primera promoción de egresados de la UNNOBA (Universidad del Noroeste de Buenos Aires): en total, se recibieron tres, él y dos compañeras más .

A sus 35 años, trabaja tanto en el sector de la salud público y privado. «Mi primer trabajo fue en la Clínica Villafañe (psicogeriátrico y neuropsiquiátrico). Después, ingresé al Hospital Interzonal; hace ya 10 años que estoy allí. También, trabaja en INECO Junín (clínica de rehabilitación). En el caso del HIGA, estoy en el tercer piso que es de cuidados generales. Ser enfermero es ir «tapando todos los agujeros» del sistema de salud junto con el médico; vamos trabajando de la mano», expresó.

Vivir con el uniforme
Afirman que enfermería es sinónimo de solidaridad y empatía hacia los pacientes. «Es muy difícil sacarse el uniforme cuando uno llega a su casa, dejarlo colgado en el perchero y no acordarse de esa persona que está sufriendo. En el hospital, tenemos pacientes oncológicos jóvenes; cómo hacés para olvidarlos. En la clínica hay personas que, por ejemplo, tuvieron un ACV (Accidente Cerebro Vascular) y sufren las secuelas que deja este episodio, sumado a que para prevenir contagios de Covid, tienen que estar aislados y solos», argumenta Budiño.

«Como trabajan los enfermeros es emocionante y para «sacarse el sombrero»; eso no se ve. En esos ambientes cerrados, las visitas son muy eventuales y la contención es prioritaria. Para nosotros, es un desgaste psicológico y físico terrible y en lo público estamos muy mal pagos. Nuestros sueldos no son los que merecemos, pero es nuestra labor, miramos hacia adelante y seguimos», confiesa el enfermero universitario.

Pandemia
El agotamiento como consecuencia de la pandemia por el virus es notorio en este sector. «Nuestro trabajo cambió completamente; ahora, debemos tener cuidados de bioseguridad, trabajar continuamente con el EPP (Equipo de Protección Personal), barbijos, protecciones oculares».

«Muchas veces nos supera la fatiga, la sobrecarga por cumplir guardias para reemplazar a colegas, ya que, suele haber compañeros que llegan a ser contactos estrechos o tienen sintomatologías; siempre pensando en el bienestar del paciente», argumentó.

Suplemento SOY

Más Leidas