Seguinos en
Binaria Seguros

Nacionales

El superclásico River-Boca volvió a ser postergado

La Conmebol acató el pedido de Boca y dejó en suspenso el partido, sin una fecha prevista.

Publicado

el

Es una versión que se vino manejando a lo largo de toda la mañana y, luego de un importante tire y afloje, se terminó de confirmar a las 14, con los hinchas ya dentro de la cancha: se postergó la Superfinal de la Copa Libertadores.

Boca Juniors pidió que se suspenda la reprogramación de la final de la Copa Libertadores y que se le apliquen sanciones a River después de que el mediocampista Pablo Pérez regresara a la concentración de un centro médico y se certificara que está afectado físicamente.

“El Club Atlético Boca Juniors realizó este domingo la presentación formal este domingo para solicitar que la final de la Copa Libertadores se pueda jugar en condiciones de igualdad”, sostiene el comunicado que emitió la entidad a apenas cuatro horas de iniciarse el encuentro.

Más aún, la institución xeneize solicitó que River sea sancionado por las agresiones que sufrió el equipo. “Boca considera que esas condiciones no están dadas y solicita la suspensión del partido, así como la aplicación de las sanciones correspondientes”, sostuvo.

Se trata de una dura puja en torno a la realización del partido ya que minutos antes el presidente de la Conmebol, Alejandro Domínguez, aseguró que “no hay dudas de que el partido se va a jugar a las 17”.

El organismo sudamericano se ampara en el “pacto de caballeros” que firmó ayer por la tarde en el Monumental con el presidente de Boca, Daniel Angelici, donde la entidad xeneize se comprometía a jugar el partido.

Sin embargo, la dirigencia de Boca se ampara en el reglamento de la Conmebol que aclara en uno de sus artículos que el club local, como organizador del encuentro, “es responsable de la seguridad del equipo tanto dentro del estadio como en sus adyacencias antes, durante y después del partido”.

MÁS NOTICIAS

Más Leidas